Rescatan a otro menor de Ticul

Piden que se castigue a unos padres agresores

TICUL.- Personas que viven cerca de la casa donde M.M.R.C., de 9 años de edad, fue víctima de sus padres adoptivos, piden que se castigue a los agresores.

La menor, estudiante de la primaria Venustiano Carranza, huyó de su casa de la calle 29 entre 34 y 36 del barrio de San Román, tras no ser víctima de tortura en manos de su madre adoptiva.

M.M.R.C. fue rescatada por una madre de familia que la encontró cerca del fraccionamiento Santa María. Esa persona, tras ver las lesiones que tenía, decidió enviarla al DIF Municipal y luego fue atendida por la Fiscalía General del Estado.

Ayer se confirmó que la menor ya no regresará con sus padres adoptivos, quienes la tenían desde hace cuatro años, cuando la adoptaron en el Centro de Atención Integral al Menor en Desamparo (Caimede).

La menor, cuyos padres legítimos estarían encarcelados en Mérida, fue regresada de nuevo a la misma instancia de donde fue adoptada hace años por Rocío Cetina y Santiago Ruiz.

Ayer personal de la Fiscalía y de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa) continuaron las investigaciones del caso e incluso de forma extraoficial se supo que el niño J.D.R.C. de 12 años edad, hermano mayor de M.M., fue rescatado del lugar.

José Jesús Koh Poot, integrante del Ministerio de Relaciones de un templo presbiteriano de la ciudad, asegura que la pareja de agresores no pertenece a su congregación religiosa.

-Ese señor (Santiago Ruiz) no es pastor de nuestra denominación, pero podría ser de otra iglesia.- S.Ch.Ch.




Volver arriba