Reciben el Lábaro Patrio

Escuelas de Espita participan en una ceremonia, ayer

7_010414p13banderas01photo01

ESPITA.- Bajo una oleada de intenso calor se llevó al cabo ayer la ceremonia de abanderamiento conforme al Programa de Fortalecimiento de los Valores Cívicos.

Alrededor de las 8 de mañana, en la explanada conocida como la Placita de Toros, 22 escuelas presentaron a sus escoltas de niveles primaria, secundaria y jardín de niños, atendiendo el llamado para fortalecer en la comunidad los valores cívicos.

Decenas de pequeños esperaban que el gobernador Rolando Zapata Bello abanderara a sus colegios, sin embargo el director de Educación Física del gobierno del Estado, Pedro Renán Carrillo Pech, fue quien se encargó de los honores.

El escuadrón de seguridad pública del municipio de Espita fue el encargado de presentar la Bandera municipal, en acompañamiento de la banda de guerra del X Batallón de Infantería.

Durante la ceremonia 10 escoltas del Ayuntamiento se encargaron de abanderar a los profesores de 22 escuelas presentes que tomaron protesta de este símbolo patrio.

Los educadores fueron los encargados de transmitir a sus escoltas el significado de mantener un estado laico y una cultura democrática entre las asociaciones civiles y religiosas, de acuerdo con el mensaje del director de Educación Física.

Intenso calor

Mientras se celebraba la ceremonia, dos jóvenes del colegio Crescencio Carrillo y Ancona no soportaron el calor y comenzaron a sufrir malestares. Sus profesores se movilizaron para poder atenderlos, ante la falta de elementos de la Cruz Roja.

Al concluir con la ceremonia, Carlos Erosa Correa, presidente municipal de Espita, invitó a todos los presentes a pasar la Palacio Municipal por un refrigerio.

Los profesores trasladaron a sus alumnos al parque principal, donde abarrotaron bancas y jardineras. Hubo quienes premiaron a sus alumnos con barquillos de helado antes de regresar a clases. Madres de familia se decían orgullosas de que sus hijos pertenezcan a la escolta.- JACQUELINE MEJÍA CASTOR




Volver arriba