Queman otra embarcación de pepineros piratas en San Felipe

Queman otra embarcación de pepineros piratas en San Felipe

1 / 5




En San Felipe -municipio ubicado en el oriente del estado de Yucatán- cae otra lancha de pepineros piratas ante la falta de respuesta oportuna de las autoridades del ramo, al respecto, la federación de pescadores del oriente tomaron la decisión de quemar la lancha que decomisaron.

El hecho sucedió durante el mediodía de ayer, como una decisión tomada por consenso por parte de la comunidad porteña, con la finalidad de frenar la entrada de pescadores provenientes de otras partes del estado, y de esa forma presionar a Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (CONAPESCA) para que sean escuchados y ésta cumpla con su encomienda institucional.

Los hechos suceden ante la apatía de las autoridades del ramo, pescadores de este municipio se organizan para vigilar su patrimonio marino, como el respeto a la veda y por otro, en el cuidado de sus lanchas, ante la ola de robos que asolan estos lugares.

Quemar los barcos de los pepineros piratas, hasta el momento son los acuerdos considerados por la comunidad, de tal forma,  embarcación observada realizando la pesca fugitiva de pepino del mar, son detenidos y cuyas embarcaciones corren el riesgo de ser quemados, tal como ha sucedido con otras 2 que han tenido la misma suerte.

En el mes de febrero, fue cuando la gente de la Federación de Pescadores del Oriente, integrados entre los municipios que tienen acceso al mar, como San Felipe, (el Cuyo) Tizimín y Río Lagartos, van coordinando acciones para aplicar ”Mano ruda” contra los piratas que vienen del poniente porque en el lugar donde viven como no se organizaron ya acabaron gran parte de los recursos del mar.

“Ya no creemos en la autoridad, porque aunque les reportemos todo ellos se hacen de la vista gorda, y lo peor es que no cumple con su encomienda, mientras nosotros estamos conscientes de la importancia de conservar nuestros recursos marinos y respetamos las fechas de vedas porque siempre buscamos proteger nuestras fuentes de empleo”, señaló uno de los lugareños.

Aunque actualmente el pepino de mar ya cobró muchas vidas,  luego como es un producto muy costoso dado la atracción que tiene como parte de los platillos afrodisiacos chinos, pues eso atrae este tipo de problemas, indicó otro de los entrevistados.

“Aunque detrás de la pesca clandestina del pepino, la gente de este municipio a diario se enfrentan ahora al robo de sus lanchas con motores, hay reportes que tan solo en un día se llevaron 3 lanchas con sus respectivos motores, por ese motivo, la gente insiste en la defensa de su territorio ante la agresión de la gente externa” resaltan.

Los pescadores, ahora realizan la vigilancia en tierra y por mar, con el fin de proteger sus equipos y la embarcación y todo esto tiene un costo aproximado de $ 350,0000 “Con ello trabajamos para mantener a nuestras familias, además con nuestro trabajo, creamos fuentes de empleo a mucha gente de Panabá y comunidades circunvecinas”, agregaron.

Los pescadores de San Felipe, se organizaron hace 50 años para proteger su patrimonio marino, tal como lo han hecho con otras especies marinas, como el mero e incluso aumentaron la talla de este animal para su captura, por eso, la federación de pescadores rechazo la captura del pepino de mar debido a que desde hace algunos años vislumbró este tipo de problemas que afrontan hoy en día; sin embargo las autoridades otorgaron permisos a diestra y siniestra para la explotación de este recurso a personas ajenas a la federación, incluso debido a los grandes intereses por hacer la explotación se armó una nueva federación de permisionarios “de ese modo para insistir que la captura del pepino”

Finalmente, la gente de este lugar insiste en que las autoridades competentes escuchen y cumplan realmente con su función como institución para respaldar el trabajo de los ciudadanos, y de esa forma se cuiden los recursos y las familias aseguren el futuro de sus hijos.

Etiquetas: