Psicosis en la escuela

En Tizimín, una madre va por sus hijos con un arma

De blusa clara con puntos negros, Amada Fernanda Moén Manrique sostiene en el brazo izquierdo, envuelto en una toalla,  el rifle que llevó al momento de recoger a sus hijos

TIZIMÍN.- Una madre de familia que acudió a recoger a sus hijos con arma en mano causó revuelo en la ciudad.

Amada Fernanda Moen Manrique, quien cargaba un rifle envuelto en una toalla de color blanco, relata el porqué de acudir armada a la escuela de sus hijos.

El lunes 27 al mediodía uno de sus hijos, de 7 años de edad, llegó corriendo y asustado a su casa; le dijo que saliendo de la escuela un hombre le ofreció $20 para comprar unos chicharrones. El hombre lo fue alejando de la primaria. Cuando el menor reaccionó, le dijo lo que pasaba a otro hombre que caminaba en la misma calle; mientras los dos hombres se hacían de palabras, el niño corrió a su casa.

Enterada de lo sucedido, Amada Fernanda Moen agarró el rifle de su esposo y salió a buscar al sujeto. Al llegar a la primaria ya no había nadie y regresó a su casa profiriendo amenazas contra quien se atreviera a tocar a su hijo. En ese momento arrancó una camioneta Harley negra que se encontraba estacionada a las afueras de la primaria. La mamá sospecha que el agresor estaba ahí.

Por lo sucedido el día anterior, ayer, la madre se presentó al kínder Otilia López a recoger a su hija, pero esta vez llevaba en los brazos un rifle envuelto en una toalla y en el bolso cargaba las balas.

La mujer narraba a quienes estaban en el lugar lo que le ocurrió a su hijo y el descontento por la falta de seguridad en el jardín de niños Otilia López y en la primaria Abelardo Conde Ruz, que se ubica en la calle 47 entre 30 y 32 de la colonia La Huayita.

“A las mamás de Tizimín no nos va a pasar lo mismo que a las de Michoacán, con nuestras garras vamos a defender a nuestros hijos”, decía la mujer. Padres de familia, impresionados por los recientes acontecimientos, se acercaron para hablar de lo sucedido a las afueras del plantel. A sus hijos les han llegado mensajes donde dicen que en una camioneta van blanca están secuestrando a niños .La psicosis entre los padres no se hizo esperar cuando se vio un microbús, con placas 2-ZCA-84, que al parecer estaba abandonado; sin embargo, los vecinos mencionaban que no tenía más de una hora que el conductor se había estacionado. Comentaban que maliciosamente se bajó a acechar a los terrenos baldíos que se encuentran frente a las escuelas.

Padres de familia y vecinos aprovecharon para mostrar la falta de seguridad y alumbrado en esa colonia.

Según dijeron, son varios los autos desconocidos que se estacionan a tomar alcohol por las noches mientras acechan a sus hijos dese terrenos baldíos que se encuentran en los alrededores. Esos terrenos, que se encuentran sucios y con la maleza crecida, son refugio de maleantes que perjudican a los estudiantes.

Por la incertidumbre de los padres, Rosa Lízbeth Campos Mena, directora del jardín de niños Otilia López, les recordó el programa escuela segura y dijo que reforzará la entrada al plantel y que por ningún motivo se permitirá la salida de los menores si los padres no se acreditan con su respectivo gafete.- JACQUELINE MEJÍA CASTOR

De un vistazo

Padres de familia temen por sus hijos y toman medidas de seguridad.

Se comparan. “A las mamás de Tizimín no nos va a pasar lo mismo que a las de Michoacán, con nuestras garras vamos a defender a nuestros hijos”.

Un microbús. La psicosis entre los padres no se hizo esperar cuando vieron un microbús, con placas 2-ZCA-84, que al parecer estaba abandonado.



Volver arriba