"Venían con orden de clausura"

“Venían con orden de clausura”

Un empresario de Progreso señala abuso de autoridad

PROGRESO.- El empresario pesquero Martín Velázquez Cuevas calificó como abuso de autoridad la mega operación policiaco-militar, que se realizó el jueves pasado contra su congeladora ubicada en la colonia Vicente Guerrero, en la que después de seis horas de presencia de soldados y policías estatales, clausuraron la planta.

Velázquez Cuevas afirmó que fueron afectados 300 empleados de la planta y 1,000 familias de pescadores que abastecen de productos pesqueros a la congeladora.

-La clausura fue indebida, pues los inspectores de la Secretaría de Salud debieron primero señalar los puntos en los que hay fallas para que se corrijan, pero esas personas ya venían con orden de clausura -indicó.

-Después de revisar la planta -añadió-, que es una almacenadora de productos pesqueros, sacaron a todo el personal que ahí labora y la clausuraron.

-En el aparatoso operativo -agregó- participaron soldados, navales, policías federales, estatales, PGR, gente de la Profepa, Protección Civil, Cofepris y Secretaría de Salud, que con sus vehículos cerraron la calle.

-Solo faltó la Siedo, pues todas las corporaciones policíacas y militares participaron, cercaron la planta como si estuvieran buscando algún ilícito y al final ejecutaron la orden de clausura que ya traían -dijo.- GABINO TZEC VALLE

De un vistazo

Emplea 300 personas

El empresario destacó que tiene 25 años operando en Progreso, da empleo directo a 300 personas que laboran en la congeladora, barcos y fábrica de hielo, y, además, de la congeladora dependen mil familias dedicadas a la pesca.

Compra pulpo y escama

Indicó que para su empresa trabajan 40 agrupaciones y 30 cooperativas pesqueras, a las que compra pulpo, mero y otras especies de escama.




Volver arriba