“Ven, pero no compran”

Inconformidad por restricciones en la venta de cervezas

Turistas del Carnival Triumph, la mayoría jóvenes, dan rienda suelta a la diversión al bailar en la playa

PROGRESO.- Tras el norte que azotó el martes, el clima mejoró ayer y eso permitió el atraque del crucero Carnival Triumph, que arribó procedente de Galveston, Texas, con 3,450 pasajeros, aunque la mayoría de los turistas que llegó al malecón se topó con que por la mañana no hay venta de cervezas.

La venta de cervezas, tequila, margaritas y piñas coladas con licor comenzó un minuto después de las 12 del día, porque la Secretaría de Salud (SSY) prohibió hacerlo fuera del horario establecido, así que los restauranteros no pudieron vender antes de la hora fijada.

Los restaurantes que ofrecen desayunos, como Saint Bonnet y Flamingos, no pudieron vender bebidas alcohólicas a los pasajeros que arribaron por la mañana. Los meseros les explicaron que la venta comienza al mediodía.

En las palapas y camastros, a diferencia de otros días de crucero, los pasajeros tomaron agua y refrescos.

Algunos turistas acudieron después de las 11 de la mañana a la tienda Oxxo y los dos expendios de cervezas que están en el malecón, y compraron las bebidas.

El restaurante Henequenes, que tiene palapas y renta camastros en la playa, inició sus actividades a las 12:05 horas. Los meseros dijeron que debido a la restricción de la SSY, empezaron sus labores después del mediodía.

La medida afectó a pasajeros y también a las masajistas que acostumbran ofrecer sus servicios a los clientes de ese restaurante.

Varios meseros expresaron su inconformidad porque a las 11 de la mañana en el restaurante Eladio’s, que está frente de playa, a los pasajeros que llegaron en tour les vendieron cervezas.

Un empleado de ese negocio informó que el servicio que se les da a los grupos es un paquete que incluye paseo, comida y bebidas.

Cuando la venta de cerveza comenzó en el malecón, los pasajeros ya se alistaban para retornar al crucero.

El día de crucero sí transcurrió animado en la zona de playa del restaurante Eladio’s, donde más de 400 pasajeros, en su mayoría jóvenes, dieron rienda suelta a la diversión, pues bailaron, cantaron y tomaron tequila.

Grupos de paseantes se metieron al mar, aunque no hubo bananas ni motos acuáticas debido a que aún no pasaban por completo los efectos del norte.

Las ventas fueron de contrastes. En el malecón, les fue bien, pues vendieron hamacas, puros, caracoles y bolsos; en cambio, en el tianguis artesanal las vendedoras dijeron que llegaron muchos turistas, pero ellas tuvieron pocas ventas, porque “los pasajeros se limitan a ver, pero no compran”.

En el crucero viajaron Martha y Javier Castillo, de Texas, quienes dijeron que celebran sus bodas de plata, que fue su primer viaje de crucero y les gustó Progreso por seguro y tranquilo.- GABINO TZEC VALLE

De un vistazo

Pleito de masajistas

El martes por la tarde en la zona de masajes del tianguis artesanal, instalado en el local del sindicato de taxistas, dos masajistas se liaron a golpes por problemas de espacio.

Agredieron a su empleada

Magaly Alférez dijo que empleadas de otro grupo agredieron a su trabajadora.

Rasguños en el rostro

Según se averiguó y confirmó Magaly Alférez, a su empleada le rasguñaron la cara. El pleito fue a las 3 de la tarde, cuando en el tianguis sólo estaban las masajistas y artesanos.




Volver arriba