Van 2 muertos y 15 descompresionados

Van 2 muertos y 15 descompresionados

Baja captura de pepino en Dzilam y alta en el Oriente

7_01032014p31pepinophoto01

PROGRESO.- Los primeros días de la temporada de pepino de mar arrojaron trágico saldo: 15 buzos descompresionados en Dzilam de Bravo, San Felipe y Río Lagartos, que son atendidos en la cámara hiperbárica en Tizimín, y dos muertos.

El miércoles, el segundo día de la temporada, falleció descompresionado Manuel Basto Acosta, oriundo de Panabá, en San Felipe.

Anteayer, Santos Antonio Cauich Poot, de Dzilam González, murió descompresionado en Dzilam de Bravo.

Aunque el jueves se dijo que falleció de congestión alimenticia, la Fiscalía del Estado reportó que la causa de la muerte fue embolia gaseosa pulmonar, y que Gladis Marisol Noh Cutz identificó el cuerpo de su extinto esposo, de 38 años de edad, en el IMSS de Dzilam de Bravo.

Por si fuera poco, ayer la pesca de la codiciada especie marina se suspendió a consecuencia del norte chocolatero que -aunque azotó debilitado y ocasionó el cierre de los puertos por solo 12 horas- dejó turbio el mar, lo que no es propicio para que los pepineros buceen.

-Será mañana domingo cuando se reanude la temporada pepinera, pero solo se trabajarían tres días porque el martes o miércoles azotaría el norte de Carnaval -dijo José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación Regional de Cooperativas Pesqueras del Centro y Poniente de Yucatán,

En rápido balance de los tres primeros días de la pesca de pepino, Carrillo Galaz dijo que es de contrastes.

-En la zona de Dzilam de Bravo, los volúmenes de captura se desplomaron en un 50% en comparación con la temporada pasada, pues ahora las lanchas retornan con promedio de 250 kilos.

-En cambio, en la zona de San Felipe y Río Lagartos aumentó, pues las lanchas obtienen de 450 a 500 kilos. Ahí es donde en esta temporada parece que abunda el pepino -destacó.

También dijo que por el norte, los pescadores retornaron a sus puertos de origen a esperar a que el mal tiempo amaine por completo.

Además informó que, de acuerdo con el reporte de los responsables de operar la cámara hiperbárica en Tizimín, 15 pescadores descompresionados están recibiendo tratamiento ahí.

Aunque la pesca de pepino está suspendida por mal tiempo, en los salcochaderos se procesan las capturas logradas del martes al jueves.

En Dzilam de Bravo, por el norte el puerto de abrigo quedó lleno hasta el tope con poco más de 1,500 embarcaciones, que se acomodaron en espacios de la dársena.

Los pepineros de Celestún, Sisal, Chuburná, Progreso, El Cuyo, Campeche, Quintana Roo y los locales se dedicaron a dar mantenimiento a sus embarcaciones y al equipo de buceo.- Gabino Tzec Valle/Mauricio Can Tec

De un vistazo

Empeora la situación

Este día sin trabajar es pérdida de dinero, lo que empeora nuestra situación en esta temporada del pepino, porque hay bajas capturas, no son las esperadas, y se corre el riesgo de una descompresión, dijo un pescador en Dzilam de Bravo.

No miden las consecuencias

Los compañeros aprovechan el tiempo que están en la lancha para bucear, muchos no miden las consecuencias y, sin reposar luego de comer, se lanzan al agua a seguir con el trabajo y la muerte es el resultado, dijo en alusión al que falleció anteayer.




Volver arriba