Un verano diferente para dueños de 600 predios

Un verano diferente para dueños de 600 predios

Hay 30 metros de playa frente a sus casas en Progreso

1 / 2


El canadiense Michael Harper dice que el mar ya no azota en los cimientos de su casa en Chelem, gracias a la obra de relleno de playas. A la izquierda, trabajadores de la empresa Pyrsa llenan de arena sacos que se instalarán como espolones contra la erosión costera


PROGRESO.- El rescate de 6.4 kilómetros de playa de Yucalpetén, Chelem y Chuburná, que con $50 millones federales y estatales se inició en noviembre de 2013, dará una temporada veraniega diferente a los dueños de unos 600 predios que hay en ese tramo de la costa, que ya tiene 30 metros de playa.

Se espera que a fines de esta semana concluya el relleno de playas que la empresa Pyrsa realiza. Solo faltaría el reforzamiento de algunos espolones y la construcción de 20 más en las playas de Chuburná.

En las vacaciones de Semana Santa, el mar azotó los cimientos de los predios veraniegos ubicados en los cuatro kilómetros de Chelem y Yucalpetén a donde no había llegado el relleno.

-En definitiva esta será una bonita temporada veraniega porque ya se cuenta con playa -dice Balbino López Vázquez, presidente de la asociación civil Movimiento para la Recuperación de Playas y dueño de una casa veraniega en Chelem.

-Muchas familias vendrán a pasar sus vacaciones; otros solo los fines de semana para disfrutar de la costa. Hay muchas familias que desde hace cuatro años que no van a Chelem porque el mar llegaba a los cimientos de sus predios.

Opina que los veraneantes llegarán a partir del sábado 12 próximo, y que en el primer domingo de este julio no arribarían muchas familias con casa veraniega porque hay volquetes y maquinaria trabajando, y esperarán a que se termine la obra.

-Ahora que hay playa, hay que concientizar a los temporadistas para que colaboren para su conservación, hay que darles mantenimiento constante a los espolones, y faltan las dunas que sirven para evitar la erosión.

El canadiense Michael Harper, con casa en Chelem, dice que en las vacaciones de Semana Santa no había playa, el mar llegaba a los cimientos y rompeolas de su predio, pero ahora con el relleno hay más costa.

La obra incluyó, además del relleno de 6.4 km de playa, la instalación de unos 200 espolones y la reforestación de la costa.

La arena se sacó de los playones de esta ciudad y del puerto de abrigo de Chuburná, donde los pescadores protestaron porque sus playas aún están erosionadas.

En Chuburná se construirán 20 espolones más y se rellenará la playa erosionada, desde mediados de esta semana.- G.T.V. [email protected]




Volver arriba