Sufren trata y estupro

Sufren trata y estupro

Inútil denuncia contra el novio de menor porteña

Sofía Hernández con su hija y su mamá, Karla Hernández Silvas, de Honduras, quien llegó a México víctima de traficantes de mujeres

PROGRESO.- La hondureña Karla Guadalupe Hernández Silvas comenzó a vivir un calvario cuando tenía 10 años de edad.

Su mamá, de quien solo sabe que se llama “María”, la vendió en la frontera de Guatemala y México a un grupo de trata de blancas.

Karla Hernández relata que luego, el traficante las llevó a ella y otras niñas de la frontera a Tapachula, Chiapas para prostituirlas.

A ella, dos mujeres la rescataron y la llevaron a vivir con ellas.

En Tapachula, cuando tenía 13 años, conoció a un muchacho mayor que ella y se fue a vivir con él, quien la golpeaba mucho.

En esa época fue cuando ella conoció a Juana Aydee Sánchez Tamayo, a quien considera como su mamá, pues la rescató y la trajo a este puerto a vivir.

Karla Hernández, hoy de 33 años, tiene cuatro hijos: Karla Chay Hernández, de 16 años; Sofía Guadalupe, de 15, ambas cursan la secundaria; Jorge Antonio, de 12, y Luis Mario, de 11 años, ambos estudian la primaria.

Sofía, Jorge y Luis llevan el apellido de soltera de su mamá: Hernández Silvas.

Sofía Guadalupe es madre soltera. Cuando tenía 14 años de edad y cursaba la secundaria, su novio, de entonces 24 años, con la promesa de matrimonio consiguió tener relaciones sexuales con la menor pero la abandonó cuando se enteró que ambos iban a tener un hijo.

La menor de edad le contó a su mamá que fue víctima de su entonces enamorado y que estaba embarazada.

Por el embarazo, Sofía Guadalupe se vio obligada a truncar sus estudios.

La mamá de la jovencita dice que interpuso una denuncia por estupro, pero no prosperó y entonces decidió dejar el caso y dedicarse a atender a su hija y su nieto.

Añade que no desea que se repita la misma historia con otras jovencitas.

El Código Penal de Yucatán, en su artículo 311, tipifica el delito de estupro y establece la sanción:

“Al que tenga cópula con persona mayor de 12 años y menor de 16, obteniendo su consentimiento por medio de engaño, se le aplicará de tres meses a cuatro años de prisión”, asienta.

La familia renta una casa, la mamá y abuela trabajan en limpieza de viviendas.

La bebé de Sofía nació mediante cesárea hace un mes el Centro Materno Infantil.

Sofía es una de las 17 madres solteras que estudian la secundaria o preparatoria con becas del Programa de Apoyo a la Educación Básica de Madres Jóvenes y Embarazadas (Promajoven), de la SEP.

Sofía recibió una despensa y $1,700, dinero que le ayudará para comprar leche para su bebé.Promajoven, informó María Ester Alonzo, titular del Ibecey, es un recurso federal con el que se apoya a 966 madres solteras en Yucatán para que terminen sus estudios. Promajoven dispone de un presupuesto de $4.853,000 para este año.- G.T.V.




Volver arriba