Sin caminar, por carrera ilegal

Piden sancionar a la organizadora de evento de apuestas

María Guadalupe Saldaña González y su hija Suemi Chan Saldaña, quien no puede caminar desde que se cayó de un caballo en una carrera que, luego descubrieron, se hizo clandestinamente en Chicxulub

PROGRESO.- A sus 27 años de edad, Suemi Chan Saldaña vive postrada en una cama por las lesiones que sufrió en la cabeza y columna al caer del caballo que montaba en una carrera que, a raíz de ese accidente, se descubrió que fue clandestina.

A causa de las lesiones, la joven no puede caminar y sufre de constantes mareos.

Requiere de atención médica especializada para su recuperación y rehabilitación.

En entrevista que solicitaron, los esposos María Guadalupe Saldaña González y Marcos Chan Canul relatan que a través de redes sociales se invitó a la carrera de caballos, que se realizó el domingo 25 poco después de la 1 de la tarde en un terreno ubicado por la zona de discotecas de Chicxulub.

Entrevistada en su casa en la calle 33 entre 144 y 146 del fraccionamiento Héctor Victoria en Yucalpetén, la pareja dice que denunciarán penalmente a Mar Abril Segura Quintal, quien organizó la carrera de caballos sin las medidas de seguridad para los competidores.

-La organizadora no tenía permisos de las autoridades municipales, policíacas y sanitarias, pese que hubo venta de cervezas y comida.

-Por ese motivo -indican-, no hubo ambulancias, paramédicos, patrullas ni policías para apoyar a los participantes en caso de algún accidente como ocurrió al final de la competencia.

Afirman que interpondrán la denuncia para que se haga justicia y las autoridades investiguen a Abril Segura porque no es la primera vez que hace carreras de caballos.

Los esposos dicen que el día de la carrera acompañaron a su hija, quien tiene dos años de experiencia montando a caballo.

Once apuestas

Hubo 11 competencias y por cada carrera se hicieron apuestas. A cada jinete que compitió y a cada persona que apostó se le entregó una cerveza “caguama”.

Las cervezas de litro se vendieron a $35.

La mamá de Suemi indica que cuando los competidores terminaron su participación, los espectadores se comenzaron a retirar.

En ese momento la organizadora de la carrera le pidió a Suemi que compitiera de nuevo, pero ella le respondió que sus dos caballos ya estaban cansados.

Cuando le dieron otro caballo para competir, aceptó.

Los esposos dicen que en esa carrera Suemi compitió con Vanessa Ruiz Pinto.

Pero el caballo que montaba Vanessa se desbocó y se metió entre los espectadores, que corrieron asustados para no ser arrollados.

-A Vanessa la tiraron por el caballo, quedó también lesionada, pero no de gravedad -añade María Saldaña.

-El caballo que montaba Suemi, al ver que la gente se metía en su camino, se asustó. Mi hija trató de frenarlo en su loca carrera pero el animal se alzó y ella cayó al suelo y por el golpe sufrió lesiones en la cabeza y espalda -detalla.

-Mar Abril Segura, al ver a mi hija tirada, quiso obligarnos a que la hiciéramos a un lado usando una tabla, pero los espectadores exigieron que llamaran a la ambulancia para que paramédicos la atendieran, y mi hija fue llevada al Centro de Salud -dice.- Gabino Tzec Valle

De un vistazo

Marco legal

La Ley Federal de Juegos y Sorteos autoriza las carreras de personas, de vehículos y de animales y establece las obligaciones para realizarlas sin incurrir en delito alguno.

Permiso federal

Esa legislación ordena que si hay apuestas en esos eventos es obligatorio tramitar el permiso de la Secretaría de Gobernación.

Dos pagos obligatorios

Independientemente de los impuestos que determinen las leyes fiscales, la Secretaría de Gobernación señalará la participación que, de los productos obtenidos por el permisionario, corresponderá a la Federación, indica.

Prisión y multa

En su Art. 13 establece prisión de un mes a dos años y multa de $100 a $5,000 al que alquile un local sabiendo que será para juegos prohibidos o con apuestas, y a los jugadores y espectadores que asistan a un local en donde se juegue en forma ilícita.




Volver arriba