Siglo de fe en San Telmo

Agricultores, el tercer gremio con más antigüedad

Varios jaraneros llevan las cintas en la procesión del Gremio de Agricultores hacia la parroquia

PROGRESO.- Fundado en mayo de 1914 por el campesino Teodoro Ricalde, el Gremio de Agricultores cumplió ayer 100 años de participar en los festejos de San Telmo.

Los descendientes de Teodoro Ricalde, conocidos como “Las chichís”, continúan con la tradición de venerar a San Pedro González Telmo.

Aunque el fundador no fue pescador y los herederos del gremio tampoco son agricultores, mantienen vigente la tradición y cada año participan con entusiasmo.

Rosa Ricalde Gutiérrez, nieta de Teodoro Ricalde, es la presidenta del gremio desde hace 22 años y junto con su esposo, Jorge Manzanilla Torres, organizan la procesión, en la que participan toda la familia y sus vecinos.

-Mi familia tiene el gremio desde hace 22 años, lo fundó hace 100 años don Teodoro Ricalde para participar en la fiesta de San Telmo; en esa época solo había dos gremios: el de Pescadores, que fue el primero, y el Fe, Esperanza y Caridad -relató Manzanilla Torres.

Ayer al mediodía la nutrida procesión recorrió las céntricas calles del puerto y pasó frente al Palacio Municipal. Todos los integrantes del gremio portaban traje regional.

Imanes de miradas

Dos personas con botargas de mestizos, así como un torito y un burrito de carga captaron la atención de las numerosas personas que se encontraban en el parque principal.

Un grupo de jaraneros, al mando del profesor de danzas folclóricas Francisco Martín Martínez, llevó el madero con las cintas, con las que bailaron anoche ante la parroquia de la Virgen de la Purísima Concepción y de San José, donde además se quemaron fuegos artificiales.

Al llegar al templo parroquial, el gremio fue recibido por el padre Fausto Castillo Pereyra, quien les dijo que Progreso necesita de personas que den testimonio de vida cristiana.

Hoy sábado entrará el Gremio de Niños y mañana domingo al mediodía el de los Pescadores y en la noche se efectuará la tradicional quema de barquitos y, luego, baile popular en el parque Morelos.- Gabino Tzec Valle



Volver arriba