Se quejan al salir por mero

Critican el cierre del puerto y la revisión de barcos

Navales antes de revisar barcos para que la Capitanía de Yucalpetén les autorice salir a la pesca de mero

PROGRESO.- Apenas se bajó la bandera roja como señal de que se reabrieron los puertos tras el norte del frente frío No. 43, pescadores, patrones y armadores apurados fueron a la Base Acuario de la Capitanía de Puerto de Yucalpetén para solicitar los despachos de los barcos para zarpar a la captura de mero.

Los puertos fueron reabiertos ayer a las 8 de la mañana. Estuvieron cerrados 59 horas, desde el sábado a las 9 de la noche, por el norte que azotó el lunes a las 8:30 a.m.

Por el norte, el lunes solo pescadores ribereños salieron a la pesca de mero, cuya veda se inició el 15 de febrero y acabó el sábado pasado.

-Los pescadores están desesperados por salir a pescar, están en el puerto desde el 14 de febrero, todos quieren regresar al mar, ya pasaron más de un mes en tierra, por eso desde el sábado querían salir de viaje, pero los puertos los cerraron a las 9 de la noche -dijo Santos Jacobo Madera Gil, vecino de Komchén y dueño de cinco barcos pesqueros.

El armador se queja de que hayan cerrado el puerto de Yucalpetén el sábado a las 9 de la noche, pero “el norte azotó el lunes por la mañana, así que los barcos pudieron salir y adelantar el viaje”.

-Hoy (por ayer) ya estarían pescando mero, pero por el cierre del puerto se perdieron tres días, eso es lo que deben de ver las autoridades y la Capitanía de Puerto, sobre todo por el fuerte gasto que se hace para avituallar las embarcaciones -indica.

Sus barcos “María del Mar”, “Comandante” y “Hebert René” llevan alijos; cada uno de los dos primeros llevan 18 tripulantes y el tercero, 15 pescadores.

En esos barcos invirtió $160,000 en avituallamiento en víveres, hielo, carnada y combustible. A cada pescador le dio de anticipos de $3,500 a $4,000 para que dejen a sus familias.

Además invirtió $100,000 en sus barcos linieros “Nicte Ha” y “Campeche 7″, cada uno lleva cinco tripulantes.

En general, el sector pesquero invirtió $120,000 para avituallar más de 250 barcos para la pesca de mero.

La reanudación de la pesca de mero genera alta derrama económica y de ahí la preocupación de los armadores para que zarpen los barcos.

Ayer pescadores y armadores también se quejaron de la inspección de los barcos que con elementos de la IX Zona Naval se hizo, tal como anunció el viernes la Capitanía de Yucalpetén, antes que zarparan y se les diera los despachos de salida.

La Capitanía exigió que todos los barcos llevaran los chalecos y aros salvavidas de los pescadores enlistados o no les permitió salir.Todos los pescadores tenían que estar en el barco. Toda la mañana fue de intenso movimiento en los muelles.- G.T.V.




Volver arriba