Se desquitan tras el norte

Buenas ventas con los turistas del crucero Elation

Daniel y Cristal Mclean, en viaje de luna de miel en el crucero Elation, en pasadía en el malecón

PROGRESO.- El día en el puerto estuvo espléndido y estupendo, con un clima agradable en la playa, afirmaron Daniel y Cristal Mclean, recién casados que viajan de luna de miel en el crucero Carnival Elation.

Originarios de California y Luisiana, se casaron el sábado y después abordaron el crucero para pasar su luna de miel. El viaje les costó mil dólares ($1,316) por los dos en cabina con vista al mar.

Los esposos Mclean formaron parte de los 2,617 pasajeros del Carnival Elation, entre los que se encontraban gran número de “springbreakers”, turistas ecológicos y familias completas.

Excursión

Ayer la jornada de crucero comenzó a las 8 horas, cuando 40 turistas abordaron 10 vehículos tipo buggies para viajar al hotel Reff Club en Telchac Puerto, la zona arqueológica de Xcambó y las charcas salineras de Xtampú, donde anidan los flamencos.

El recorrido ecológico fue hasta las dos de la tarde.

Los “springbreakers” arribaron a las playas a partir de las 9 de la mañana.

Varios rentaron motos acuáticas y terrestres para recorrer la ciudad, y cuatrimotos para hacer lo propio en el playón poniente.

Muchos se quedaron en la playa, donde participaron en juegos playeros y pasearon en bananas; pocos fueron los que contrataron los servicios de masajistas.

Otros tomaron un baño de sol tendidos en la playa y en camastros, otros se metieron al mar que todavía está frío por los efectos del norte del frente frío No. 43.

En grupos, los “springbreakers” entraron a restaurantes y ocuparon mesas de las palapas, igual que familias que viajaron en el crucero.

Ángel Ramírez Magaña, mesero del restaurante Tomy’s, dijo que fue un buen día de crucero y sirvió para que los prestadores de servicios se desquitaran del mal día que resultó el lunes, cuando azotó el norte y ocasionó que no bajaran los pasajeros del Carnival Triumph.

Las ventas de artesanías mejoraron también mejoraron ayer. Un vendedor de mascarones mayas vendió dos a 40 dólares (unos $526.40), otros vendieron 10 hamacas a 30 dólares (unos $394.80), así como playeras, puros y caracoles a 10 dólares ($131) que se ofrecieron como los “celulares mayas”.

El crucero zarpó a las 3 de la tarde con destino a Cozumel.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba