Pierden al mes hasta 2 m de playa

Falta proyecto a largo plazo para mitigar la erosión

La erosión costera es uno de los principales retos de la agenda ambiental de Yucatán, afirma la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

-A pesar de los esfuerzos de las autoridades estatales y federales por contenerla, hay puntos considerados como críticos, sobre todo en la zona Norte -destaca la dependencia, según Notimex.

Según la Profepa, cada año aumentan los problemas de erosión en las playas y el principal factor, además del impacto de fenómenos naturales, es la instalación de espigones o espolones que se supone buscan contener el avance del mar.

-De hecho, este año la Profepa retiró algunos espigones en Chicxulub, Progreso, una de las zonas más afectadas por la erosión de la playa.

-En esa zona, los propietarios de los predios veraniegos colocaron 500 espolones en un intento por conservar sus playas, a pesar del daño que esas estructuras generan, pero lo hacen sin un estudio científico y sin el permiso de las autoridades, así que se retiraron este año.

-Otras zonas con vasta erosión son Chelem y Chuburná, donde la pérdida de playa es evidente.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Estado, Eduardo Batllori Sampedro, destaca que desde hace mucho tiempo hay preocupación por el efecto de la erosión costera en Yucatán, ya que algunas zonas pierden cada mes hasta dos metros de playa.

-El fenómeno se manifiesta de manera irregular, pues en algunas zonas el deterioro tiene un avance acelerado y en otras aún se pueden aplicar medidas de prevención en vez de mitigación -señala.

-En algunos puertos, el efecto de la erosión se considera crítico por la pérdida de playa que amenaza con derrumbar decenas de viviendas veraniegas y es ahí donde se han aplicado acciones emergentes que han dado algunos resultados positivos.

-Sin embargo, es necesario realizar más acciones conjuntas de los gobiernos federal, estatal y de los propios municipios costeros afectados y, sobre todo, establecer un proyecto a largo plazo para mitigar el impacto de ese fenómeno, al margen de los relevos sexenales.-Además, es un problema que también involucra a los propietarios de los predios asentados en la primera línea de playa.-Es verdad, que ya hay viviendas que tendrán que ser demolidas, pero en otros casos aún se pueden aplicar medidas de prevención, como el ‘relleno de playas.-Con base en estudios realizados otros años, esas tareas son necesarias en por lo menos 15 kilómetros de la costa al noreste de Mérida, que son las que presentan los problemas de erosión más severos -subraya.Recuerda que ya se rellenaron playas de Chelem y Chuburná, para recuperar varios metros de costa.Empero, reconoce que no es una tarea fácil porque se carece de la arena suficiente para rellenar los puntos más erosionados en la costa yucateca.-Otro problema es que este tipo de acciones demanda muchos recursos, pues tan sólo el estudio para diagnosticar la situación real del problema tiene un costo de casi dos millones de pesos.El diputado local del PVEM Harry Rodríguez Botello y Fierro, a su vez, considera que las autoridades estatales deberían tratar la erosión costera como un problema grave para la entidad.-Es urgente invertir en un plan de recuperación de la costa yucateca que pueda manejarse de forma integral mediante monitoreo constante de la condición de las playas.-La realidad es que si no se atiende y se le da seguimiento a ese asunto, se corre el riesgo de que el Estado se quede sin grandes extensiones de playas y se perdería un ingreso económico importante para el turismo -advierte.-Además, la erosión no sólo pone en riesgo las viviendas ubicadas cerca de la playa, sino también afecta la pesca, la conservación de los manglares y la industria salinera y la costa se vuelve más vulnerable al impacto de los huracanes.-De hecho, tanto a nivel local como nacional el PVEM se ha dado a la tarea de legislar para buscar los medios y recursos necesarios para apoyar el rescate de playas.-Además, se empezará a realizar las gestiones necesarias para captar más recursos federales que ayuden a financiar proyectos para frenar la erosión costera de las playas yucatecas.

De un vistazo

Demolición inevitable

Es verdad, que ya hay viviendas que tendrán que ser demolidas, pero en otros casos aún se pueden aplicar medidas de prevención, como el relleno de playas, dice Eduardo Batllori.

Dos obstáculos

El relleno es necesario en 15 km de la costa al noreste de Mérida, pero no es fácil, no hay arena suficiente y sólo el diagnóstico de la erosión real cuesta de casi $2 millones, dice.




Volver arriba