Pescar es más caro

Pierden subsidio y pagan carnada a siete u ocho pesos

7_01022014p12dieselphoto01

PROGRESO.- Un duro golpe representa para los pescadores la suspensión desde diciembre pasado en el subsidio del diésel marino, lo que encarece el avituallamiento de los barcos pesqueros para su salida a la captura de especies de escama.

La suspensión obliga a los armadores a invertir $6,000 más, en promedio, para abastecer de combustible a los barcos pesqueros.

El empresario Manuel Sánchez González, presidente del Sistema Producto Mero, informó que en promedio un barco pesquero lleva 3,000 litros de diésel marino para un viaje de dos semanas y el litro de ese combustible se cotizó ayer a $12.77 (o sea $38,310 por los 3,000 litros).

Pero hay barcos que llevan 4,000 litros ($51,080) pues se alejan de la costa para capturar guachinango, meros y negrillos grandes.

El subsidio que la Federación, por medio de la Conapesca, otorga es de dos pesos por litro, o sea que debían de pagar $10.77 ($32,310 por los 3,000 litros) pero como ese beneficio está suspendido desde diciembre pasado, el armador tiene que pagar todo el precio del diésel.

$3 millones de más

Tomando en cuenta que hay 500 barcos escameros y langosteros y que cada uno eroga unos $6,000 más en diésel, en un viaje la flota gasta $3 millones adicionales, lo que representa más gastos para la industria pesquera.

El armador Gilberto Pech Cardeña indicó que el subsidio del diésel para los barcos pesqueros se da todos los años, pero siempre tardan en autorizarlo, nunca es retroactivo y siempre lo suspenden en diciembre.

-En 2013 comenzaron a darlo entre abril y mayo.

-La suspensión del subsidio es un duro golpe para el sector pesquero -confirmó el armador José Briceño.

-Ahora se tiene qué pagar completo el litro del diésel y todo se carga a los gastos de operación del barco, los dueños pierden porque no siempre se trae buena captura.

El empresario Sánchez González indica que otro golpe al sector es el precio de la sardina para carnada.

-Está entre siete y ocho pesos por kilo por la demanda que hay por la salida de los barcos para el último viaje antes de la veda del mero.

Un barco escamero lleva de 2,000 a 3,000 kilos de sardina (mínimo $14,000 y máximo $24,000) pero por los constantes nortes hay baja captura y mucha demanda.

Por si fuera poco, ayer cayeron los precios del kilo de mero y negrillo, que durante enero se mantuvieron en poco más de $100 el mero y hasta $120 el negrillo.

Ahora el mero está a $80 y el negrillo a $90.

Una de las causas del desplome de los precios, detalló Sánchez González, es porque las ventas se vieron afectadas en el mercado de Estados Unidos debido a las heladas que se registraron en ese país, las compras bajaron; sin embargo, se espera que se mantenga con precios atractivos durante febrero.- Gabino Tzec Valle [email protected]




Volver arriba