Operación en cantinas

Mujer es detenida con pastillas que al parecer vendería

Un agente utiliza un perro entrenado para detectar estupefacientes

PROGRESO.- En el segundo operativo policíaco del año en cantinas de la ciudad, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública y Policía Municipal inspeccionaron 14 bares, y como resultado detuvieron a una mujer con 24 pastillas psicotrópicas -presuntamente para su venta- y clausuraron la cantina “La Terminal”, ubicada en la calle 78 con 27 del Centro.

En la operación, que duró tres horas, también detuvieron a tres parroquianos que se pusieron impertinentes durante la revisión e intentaron oponerse a las inspecciones, entre ellos al sepulturero del cementerio municipal, Ramón Alberto Cáceres Sandy, de 59 años.

Los otros detenidos son: Noe Vázquez García, de 40 años y vecino de la Col. Nueva Yucalpetén, y Javier Alberto Aguilar Ruiz, de 27 años y vecino del Fracc. Francisco de Montejo, ambos de Mérida, por interferir en la labor de los policías.

En uno de los bares detuvieron a Aurora Azcorra Amaya, a quien durante la inspección le hallaron 24 pastillas psicotrópicas, que presuntamente vendería entre los parroquianos.

Los cuatro detenidos fueron trasladados al edificio de la corporación policiaca.

El sábado 25 de enero en el primer operativo del año en bares, la Policía municipal detuvo a cinco personas con posesión de drogas, que fue detectada por un perro entrenado para ese fin.En aquella ocasión la operación policíaca duró seis horas y también abarcó la comisaría de Flamboyanes.

El sábado por la noche, luego de la inspección de cantinas, el convoy policíaco formado por unos 50 elementos y varias patrullas, también se extendió a Flamboyanes, pero no hubo detenidos ahí.

El operativo de seguridad en bares, que encabezó el director de la Policía Municipal, Carlos Eduardo Flores Moo, tuvo como objetivo de buscar armas, drogas y personas sospechosas.

La movilización se inició el sábado pasado a las 7:30 de la noche y en ella participaron más de 10 patrullas policíacas de ambas corporaciones, además de la Unidad Canina de la Policía Municipal.

Se inspeccionaron las cantinas “La Selva”, “La Poza de Xix”, “Bar Número 1″, “La Sirenita”, “El Rincón”, “Bar Lilí”, “Charcos”, “El Cerrito”, “La Mugre”, “La Oficina”, “El Campechano”, “El Subis”, “La Jaiba” y “La Terminal”. Esta última fue clausurada por laborar sin la documentación correspondiente y se detuvo al encargado, Javier Alberto Aguilar Ruiz.

Posteriormente, al finalizar la inspección de las cantinas, el convoy policíaco se dirigió a la comisaría de Flamboyanes, donde se hicieron recorridos en varios lugares.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba