Operación contra pepineros

Confiscan una tonelada de pepino de mar

1 / 2


Pepino confiscado a pescadores que anteayer se dirigían al puerto de abrigo de Chuburná. A la izquierda, la lancha detenida en alta mar y escoltada por la Policía Estatal hasta el refugio pesquero de esa comisaría


PROGRESO.- A casi un mes que se instaló el retén marino en la bocana del puerto de abrigo de Yucalpetén, queda al descubierto que todavía hay embarcaciones que salen a capturar el pepino de mar de manera furtiva.

El miércoles en la tarde, en una operación contra la pesca furtiva de pepino de mar, se detuvo a un pescador y se le confiscó una tonelada de pepino fresco y una lancha.

A causa del retén en Yucalpetén, los pepineros trasladaron su base de operaciones en Chuburná, un puerto donde nunca se había realizado una operación contra la captura furtiva, pese a que pescadores de esa comisaría denunciaron públicamente que continúa la captura ilegal de pepino de mar, pulpo y langosta, cuya temporada de captura se inició el martes 1.

Pescadores de Chuburná reportan que permisionarios de otros puertos llevaron sus lanchas a esa comisaría.

Ante ello, piden a la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca) y a la Capitanía de Puerto que investiguen esas embarcaciones, que cuentan con potentes motores para desplazarse en grandes distancias, y las expulsen de ese puerto.

Según ribereños, debido a las operaciones ilícitas, los pueden vincular como furtivos, cuando la mayoría se dedica al mero y pulpo en temporadas oficiales.

Según los pescadores, unos 30 hombres de mar en 10 lanchas pescan de manera furtiva, desde hace semanas, pepino de mar y el pulpo, que está en veda y su captura se inicia el 1 de agosto.

Los pescadores furtivos centraron sus operaciones en la zona de Carboneras, que se ubica a tres kilómetros al poniente de Chuburná y es una bocana que en 1988 abrió el huracán Gilberto.

La bocana comunica con el mar y la ría, de modo tal que las lanchas entran y salen sin problema alguno hasta internarse en la zona de manglares, donde habría salcochaderos clandestinos.

Detienen una lancha

En la operación conjunta de la Armada de México y Secretaría de Seguridad Pública (SSP), anteayer se interceptó una lancha que en neveras transportaba más de una tonelada de pepino de mar fresco, que fue capturado entre Sisal y Celestún.

Vigilancia naval

Según los informes, el miércoles a las 5 de la tarde una lancha interceptora de la Armada de México -que realizaba un recorrido de vigilancia para detectar la pesca furtiva y en atención a las denuncias de los pescadores- ubicaron varias lanchas que presuntamente pescaban pepino.

Los marinos se comunicaron con agentes de la SSP para alertarlos que pepineros furtivos se dirigían al puerto de abrigo de Chuburná.

En cuestión de minutos se realizó una megaoperación con la participación de 20 unidades policíacas.

Los lugareños y pescadores solo vieron llegar a Chuburná el convoy policíaco que se dirigió al puerto de abrigo, otras tres unidades se apostaron en la carretera con Sierra Papacal.

La lancha fue detenida en alta mar y fue escoltada hasta el puerto de abrigo por una lancha patrulla de la SSP.

Alertados de la operación, varios pepineros entraron a la bocana de Carboneras, arrojaron el equinodermo y esperaron hasta la madrugada de ayer para trasladarse a Chuburná por medio de los canales de la ría.- Gabino Tzec ValleDiariodeYucatán




Volver arriba