No nadan, pero gastan

Unos ganan entre 500 y 650 pesos de propinas

Un grupo de jóvenes pasajeras del crucero Carnival Triumph recorre las playas del malecón

PROGRESO.- Tras cancelarse su arribo del miércoles 26, el Carnival Triumph llegó ayer con 3,280 pasajeros, de los cuales la mitad se quedó en este puerto y en grupos recorrieron la ciudad, playas y tianguis artesanal.

Pocos se metieron al mar a nadar, porque aún quedaban los remanentes del norte ocasionado por el frente frío 46.

El Triumph suspendió su arribo del miércoles 26 por problemas en Galveston.

Ayer a las 6:30 de la mañana arribó procedente de ese puerto de Estados Unidos,

En el barco llegaron pocos “springbreakers” y más adultos y familias que beneficiaron a masajistas, cuyo servicio tuvo mucha demanda entre los extranjeros.

Los primeros pasajeros desembarcaron a las 8 horas, cuando todavía los vendedores del tianguis artesanal y módulos de masajes se comenzaban a instalar.

Los efectos del norte que azotó en la madrugada del domingo no permitieron practicar deportes acuáticos, así que los turistas jóvenes no rentaron motos acuáticas ni pudieron pasear en bananas, pero, en cambio, rentaron motos terrestres.

A lo largo de 300 metros del malecón, los pasajeros ocuparon playa y palapas de los restauranteros, aunque los consumos fueron regulares según dijo el mesero José Ojeda, quien ayer ganó 50 dólares ($650) en propinas, así que en su opinión fue un buen día de crucero.

A las masajistas les fue mejor, todas tuvieron trabajo.

Los seis módulos instalados en el malecón se vieron concurridos, a diferencia de los días de crucero en que arriban numerosos “springbreakers”, quienes suelen divertirse jugando y bebiendo en la playa.

La masajista Karla Hernández dijo que con cuatro masajes que dio había sacado el día, ganó $250, así que le había ido muy bien.

El promedio de atención de cada masajista fue de cuatro clientes. Una de ellas afirmó que solo en propinas había recibido 40 dólares ($520).

En la playa del restaurante Eladio’s se atendieron dos grupos de 150 pasajeros, quienes después de recorrer la zona arqueológica de Dzibilchaltún fueron trasladados en autobús al malecón, donde a su llegada fueron abordados por vendedores de puros, sombreros y artesanías.

Otros pasajeros compraron hamacas y playeras, que se vendían a tres por 10 dólares ($130), así como sombreros, en especial para dama, que se vendieron a 15 dólares ($195) en los puestos instalados en el andador del malecón y tianguis artesanal.

El Triumph llegó luego de que el martes 25 arribó el Elation con muchos turistas jóvenes o “springbreakers”.

El anterior arribo del Triumph fue el lunes 17, cuando un norte, con una ventisca de arena y una llovizna, ahuyentó a unos 200 pasajeros que estaban en la playa.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba