Niños ayudan las ventas

Niños ayudan las ventas

Sigue la racha de dólares gracias a 2,000 extranjeros

1 / 5


Turistas de crucero Carnival Triumph, en su mayoría niños, disfrutan de su pasadía en la playa del malecón en una jornada soleada
Mario Rosado reporta buenas ventas de papalotes en la jornada del crucero Triumph. Abajo, Mario López relata que cinco turistas no le pagaron globos que le pidieron para sus hijos
Turistas del crucero Carnival Triumph se acercan a Enrique Martínez, que monta a caballo en la playa del malecón. A la derecha, pasajeros del barco disfrutan del mar y la costa en la calurosa jornada


PROGRESO.- La derrama de dólares en este puerto continuó ayer con el arribo del Carnival Triumph, procedente de Galveston, con 3,280 pasajeros y 1,096 tripulantes.

El barco de recreo estuvo nueve horas atracado en la terminal remota, lo que permitió a los turistas pasar más tiempo en la ciudad y recorrer zonas arqueológicas.

A los prestadores de servicios les fue bien ayer, no así a todos los vendedores ambulantes, pues al menos a Mario López López se le escaparon sus clientes extranjeros que le pidieron 10 globos para sus hijos.

Conforme el vendedor de globos preparaba las figuras y las entregaba, sus clientes se alejaban, sin pagarle.

Cuando se dio cuenta, la mayoría se había ido.

Sin perder la calma, el vendedor se sentó a un costado del malecón para ver donde se encontraban sus clientes, los ubicó y les fue a cobrar.

Solo pudo cobrarles a cinco clientes; a los otros no los encontró. Cada globo lo vende a un dólar ($13.06 al tipo de cambio de ayer), así que perdió unos 65 pesos.

En cambio, a Mario Rosado le fue muy bien porque vendió 10 papagayos, cada uno a cinco dólares ($65), debido a que en el crucero llegaron numerosos niños.

-Los papalotes los ofrezco a siete dólares ($91) para la rebaja que piden los pasajeros y los dejó en cinco dólares, pues los turistas regatean en todos los productos y servicios; en cambio en Majahual y Cozumel pagan lo que se les pide -contrastó Mario Rosado.

Vieron el partido

Los pasajeros del Carnival Triumph llegaron al malecón cuando se transmitía el partido de fútbol Holanda-Australia de la Copa del Mundo Brasil 2014, así que muchos entraron a los restaurantes para ver el juego.

Otros optaron por rentar motos acuáticas para pasear en el mar, aprovechando el buen clima que prevaleció.

La buena racha fue para restaurantes, artesanos, vehículos de turismo, artesanos del tianguis en el local taxista, masajistas, meseros que atienden las palapas del malecón y los rentadores de motos acuáticas, terrestres y carros de golf.

Poco más de 2,000 pasajeros llegaron al malecón por grupos y en diferentes horas y ocuparon casi medio malecón y la calle 80, de bares.

También recorrieron las principales calles de la ciudad, el mercado y Casa de la Cultura.Hubo grupos de turistas que rentaron autos descubiertos y recorrieron la costa y zona de anidación de flamencos por el rumbo de Telchac Puerto.- GABINO TZEC V.




Volver arriba