Mala temporada de pepino

Hubo menos pesca del producto y más descompresionados

El pepinero Aldrin Eulogio Lavadores Gómez al regresar de su viaje

PROGRESO.- La reciente temporada de captura de pepino de mar, que se autorizó para Sisal y Celestún, deja al descubierto que no se hicieron los estudios para determinar la biomasa de esa especie en los dos puertos del Poniente y que también se contrataron a buzos de Quintana Roo y Campeche para trabajar a destajo.

De acuerdo con pepineros consultado, los tres días de pesca que autorizó la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) resultaron insuficientes, además que los bancos del pepino se encuentran muy lejos de la costa a profundidades de más de 20 metros, representando mayor riesgo para los buzos.

-Hubo menos pepino, pero más descompresionados en sólo tres días porque los pescadores se tenían que alejar de la costa y exponer su vida al sumergirse hasta a 25 metros de profundidad -explicó el pepinero Rolando López Sánchez.

El pepinero Aldrin Eulogio Lavadores Gómez dijo que fue la peor temporada de captura del equinodermo. “A todos les fue mal, se tuvieron que alejar mucho de la costa y no encontraron la especie.

-Lo que hay en Celestún es mucho lápiz, pero ese tipo de pepino no tiene valor comercial. En cambio, el otro que compran los chinos, eso ya lo acabaron los mismos pescadores de Celestún que nunca han dejado su captura -afirmó Lavadores Gómez.

Lavadores Gómez viajó a Celestún con los pescadores Joaquín Armando Manzanero Tun y José Alberto González Gómez. Durante esos tres días que estuvieron en las costas de ese puerto les fue mal, sólo gastaron en combustible y víveres.

En opinión del pescador Manuel Solís Chan, el pepino de mar vino a afectar la actividad pesquera, ahora la mayoría quiere pescar pepino porque piensan que con eso les va a ir bien. pues al principio el pepinero ganaba hasta $5,000 al día, pero ahora esa especie se está acabando y hay más descompresionados.

José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación Regional de Cooperativas Pesqueras del Centro y Poniente de Yucatán señaló que de acuerdo con los reportes la reciente temporada pepinera no fue la que se esperaba, hubo poco pepino y aumentó el número de buzos afectados durante los días que hubo pesca.

Por otro lado el buzo de Buena Vista, Quintana Roo que murió descompresionado el sábado, fue trasladado a su puerto natal cerca de Bacalar, donde fue sepultado. Sus compañeros dijeron que era el pepinero más experimentado. Indicaron que son un grupo de buzos que se dedican a la pesca de langosta y ahora cuando se abre la temporada pepinera se trasladan a los puertos de Yucatán. Antes pescaron en San Felipe y Dzilam Bravo. Aseguran que retornarán cuando se abra de nuevo la pesca del equinodermo.- G.T.V.




Volver arriba