Mala semana de cruceros: pocos pasajeros se quedan

Mala semana de cruceros: pocos pasajeros se quedan

Por segundo día los extranjeros no gastan en el puerto

1 / 2


Turistas del Carnival Triumph juegan en la playa del malecón en otro día de baja derrama de dólares
Pasajeras del crucero Triumph toman el sol en el área de palapas


PROGRESO.- Contra lo esperado, la jornada del crucero Carnival Triumph no cumplió con las expectativas de los prestadores de servicios, pues pocos turistas visitaron el malecón y el tianguis artesanal.

El barco arribó ayer, procedente de Galveston, Texas, con 3,432 pasajeros.

El mesero José Cutz Chan opinó que el segundo barco turístico de la semana también resultó flojo y no se explican a que se debe porque “es el crucero grande y, como siempre llega directo de Galveston, los pasajeros gastan en la playa y entran en los restaurantes”.

La artesana Rosaura Pantí Rosado, a su vez, consideró que lo más seguro es que ayer los pasajeros del Triumph cuidaron sus dólares para gastarlos en Cozumel, segundo punto del viaje, y por eso pocos desembarcaron.

A diferencia de viajes anteriores del Carnival Triumph, cuando poco más de 1,000 pasajeros recorrieron la ciudad y pasaron horas en la playa del malecón, ayer cuando mucho había poco más de 150 turistas, según calcularon los meseros que atienden las palapas.

La playa estaba semidesierta; las palapas y los restaurantes tuvieron pocos clientes, al igual que los módulos de masajes, que pasaron la mayor parte del día sin dar servicios.

Las motos acuáticas y terrestres permanecieron fondeadas frente la playa y estacionadas a un costado de la calle 80 entre 23 y 25, en espera de clientes.

Sin embargo, los pocos turistas que se quedaron en el puerto optaron por caminar en la avenida del malecón, recostarse en camastros o jugar en la arena.

El bajo movimiento de pasajeros de cruceros, por segundo día consecutivo, desalentó a los prestadores de servicios turísticos.

Los encargados de las motos y carros de golf al ver que pocos turistas llegaron a la playa y no rentaban vehículos, optaron por retirarse.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba