Los pepineros burlan retén

Salen y regresan en las horas que no hay vigilancia

Pescadores furtivos saben que el retén de la Armada de México se instala a las 5 de la mañana y se retira antes del mediodía

PROGRESO.- A pesar de los operativos y detenciones, la captura de pepino de mar continúa en la zona poniente del litoral, con el puerto de abrigo de Chuburná como centro de operaciones de los ribereños y comerciantes que se dedican a la pesca ilegal del equinodermo.

En días pasados se realizó una operación en alta mar, donde navales a bordo de una lancha interceptora persiguieron a un grupo de pepineros, pero solo lograron la detención de uno y confiscaron una tonelada de pepino. Los tripulantes de las demás lanchas arrojaron el producto al mar.

Ayer jueves inspectores de la Conapesca, con apoyo de la Naval, montaron una operación en la bocana del puerto de abrigo de Chuburná, así como en el de Yucalpetén. Sin embargo, los retenes marinos solo permanecen hasta las 11 de la mañana.

Se las ingenian

Pescadores de Chuburná dicen que los furtivos se las ingenian para continuar la pesca ilegal. Como saben que a las 5 de la mañana se instala el retén de la Armada de México y se retira antes del mediodía, zarpan entre la 1 y 2 de la madrugada y retornan después de las 12 horas, cuando no están los inspectores de la Conapesca y navales.

Por otro lado, en los manglares de la zona de Dzilam de Bravo se llevó al cabo un operativo contra la pesca furtiva de pepino: navales, policías estatales e inspectores de la Conapesca recorrieron la ciénaga en busca de salcochaderos clandestinos.

Debido a que el calado es bajo, se usaron lanchas ribereñas que pidió prestadas la corporación policíaca para poder internarse en los manglares, donde destruyeron un salcochadero clandestino.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba