Los arrastra un camión

Los arrastra un camión

Dos heridos, uno de ellos grave, el saldo del percance

1 / 3


La motocicleta en la que iba el joven matrimonio quedó incrustada al frente del autobús, de la ruta Cementerios. Abajo, el chofer del camión, Federico Cimé Escalante, de 74 años, quien dijo que no vio en qué momento se le atravesó la moto
Paramédicos atienden a Braulio Perera, que fue atropellado ayer por un autobús en la confluencia de las calles 35 y 100 de la Col. Feliciano Canul Reyes. Parada a un lado, la esposa del joven, Dalia Kantún, quien también resultó lesionada


PROGRESO.- Los esposos Braulio Antonio Perera Noh y Dalia Abigail Kantún Chi resultaron lesionados, el primero de gravedad, luego que se pasaron un alto y la motocicleta en la que iban fue colisionada por un autobús de la ruta Cementerios.

Los esposos se dirigían a su casa. La moto, guiada de Norte a Sur por Braulio Perera, de 22 años, quien no hizo alto al llegar a la calle 35 y sin la debida precaución atravesó la arteria justo cuando pasaba el autobús, guiado de Oriente a Poniente en preferencia por Federico Cimé Escalante, de 74 años.

El grave percance ocurrió ayer a las 9 de la mañana en el cruce de las calles 35 y 100 de la colonia Feliciano Canul Reyes. Los esposos estaban a una esquina de su casa, ubicada en la calle 37 entre 100 y 102.

Testigos del accidente afirmaron que el motociclista fue el responsable porque no hizo alto y pasó sin precaución. La moto fue impactada por el autobús que, para fortuna de los esposos, iba a velocidad moderada. La moto quedó enganchada en la parte frontal del camión, placas 2-ZCA-97. Braulio quedó debajo del autobús y su esposa fue arrastrada cinco metros.

Asustado, el chofer del camión de pasaje dijo que no se fijó en qué momento la moto se atravesó en su camino, sólo escuchó el ruido y frenó la unidad, y al bajar vio la moto enganchada, a la mujer tirada en el pavimento y al motociclista bajo el autobús.

Vecinos que presenciaron el accidente llamaron a la Policía Municipal, que llegó minutos después con una ambulancia de la Cruz Roja, cuyos paramédicos rescataron a Braulio.

Bajo la unidad quedó un charco de sangre que, según vecinos, vomitó el motociclista herido. Unos afirmaban que le pasó encima una llanta y otros que sólo fue arrastrado, lo cierto es que Braulio resultó gravemente herido y antes que lo subieran a la ambulancia estaba por perder el conocimiento.

El herido fue trasladado al Centro Médico Americano. El camión y la moto fueron llevados al corralón municipal.- GABINO TZEC VALLE




Volver arriba