Llegan 700 “springbreakers”

Disfrutan de la playa y actividades en el malecón

Los "springbreakers" del crucero Carnival Elation, sin importar las condiciones climatológicas, disfrutaron de las diversas actividades en el malecón. Varios pagaron para que les hagan tatuajes temporales

PROGRESO.- Los “springbreakers” alegraron ayer la jornada turística en el malecón donde por la mañana sólo un restaurante vendió bebidas alcohólicas.

Los demás para poder vender antes de las 12 del día tendrán que pagar $6,000 mensuales por el permiso de ampliación de horario de la Secretaría de Salud.

Los meseros del restaurante Eladio’s, frente a la playa en el malecón, explicaron que el establecimiento pagó la cuota que fijaron inspectores de la Cofepris, de tal modo que los pasajeros del Carnival Elation pudieron consumir bebidas alcohólicas.

El restaurante Henequenes abrió después de las 12 del día. A esa hora instaló camastros, mesas y sillas en las palapas de la playa.

Saint Bonnet sólo proporcionó desayunos por la mañana y hasta después del mediodía atendió a los pasajeros en sus palapas.

Esos dos restaurantes y los demás instalados en el malecón no han pagado el permiso de ampliación de horario para vender bebidas alcohólicas a partir de las 9 de la mañana “en los días de crucero y solamente a los pasajeros de barco”.

La mayor parte de los pasajeros se concentró en la playa de Eladio’s, donde dos grupos de 300 jóvenes que compraron un paquete de tour en las zonas arqueológicas y playa se divirtieron con los juegos organizados por el grupo de animación de ese restaurante.

A diferencia del lunes pasado en que la afluencia fue menor con el arribo del crucero Carnival Triumph, en esta ocasión, pese a que aún persisten los efectos del norte por el frente frío 50, hubo más movimiento en la playa.

Se observó a menos paseantes locales, el mar estaba picado y se sentía frío, lo que a los pasajeros del crucero no les importó, pues en traje de baño recorrieron la playa y participaron en juegos.

También consumieron cervezas, tequila y otras bebidas preparadas con licor.

En la playa del malecón se observó a unos 700 “springbreakers”, 100 adultos y 20 niños. Éstos últimos se dedicaron a jugar en la arena.

Los vendedores no lograron buenas ventas, lo mismo que las masajistas, cuya clientela disminuyó en esta ocasión.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba