Justifican un desalojo

Las familias de "Cartolandia" corrían riesgos

1 / 2


Tras el desalojo de "Cartolandia", personal de la Comuna con maquinaria desmanteló las casuchas. A la izquierda, los restos de las construcciones son recolectados, puestos en un volquete y llevados al basurero


PROGRESO.- Varias familias que habitaban en “Cartolandia” vivían en una casa de láminas de cartón en medio de la insalubridad, explicó el jefe de la Unidad Municipal de Protección Civil, Javier Couoh Jiménez.

Después de 13 años de la invasión del lote, el jueves por la tarde se inició el desalojo de las viviendas porque representaban una zona vulnerable, explicó.

-Por ese motivo, la Unidad Municipal de Protección Civil propuso el desalojo y reubicación de las familias a casas en mejores condiciones higiénicas y más seguras.

-Antes del desalojo -abundó- por las constantes lluvias se inspeccionaron las endebles viviendas de láminas de cartón y se detectaron las malas condiciones en que vivían en la mayoría de las 15 casas ocupadas.

-En esas viviendas -describió- se observó que habían de dos a tres familias que las habitaban sin los elementales servicios.

-Corrían el riesgo de incendio por las inadecuadas instalaciones eléctricas, terrenos encharcados por las lluvias. La cocina era usada también como cuarto -añadió el funcionario.

Invasión del área

“Cartolandia” fue invadido en 2001 por familias provenientes de Tabasco y Alvarado, Veracruz, quienes construyeron 25 casuchas de láminas de cartón.

En 2009, varias familias fueron reubicadas en Flamboyanes, pero vendieron las casuchas a otras familias, así que el problema no terminó, e incluso cedieron amplio espacio a una persona para que salcochara pepino, pero nunca se concretó ese proyecto.

De las 15 casuchas que quedaban en “Cartolandia” ya fueron retiradas 11, sólo quedan cuatro, las cuales -según Javier Couoh- será desmanteladas en el transcurso de la próxima semana.

-Hay dos que tienen construcción de bloques, y se está llegando a un acuerdo con las familias ocupantes para que los desocupen y sean reubicados -indicó.

Luego de desmantelar las viviendas, con maquinaria y personal de la Comuna, se harán trabajos de saneamiento y se taparán las fosas sépticas que algunas familias construyeron en los espacios que ocuparon.

Láminas de cartón y galvanizadas, así como palos inservibles fueron recolectados ayer y trasladados en volquetes al tiradero municipal.

-En el transcurso de la semana, el área desocupada será bardeada para evitar nuevas invasiones -puntualizó el funcionario.- G.T.V.




Volver arriba