Hallan madre adoptiva y 3 hermanas en este puerto

1 / 2


Los hermanos Cristóbal (arriba), Marcos Antonio (con el brazo alzado) y Salvador Cruz Ferrales en los muelles de Yucalpetén


PROGRESO.- El pescador Cristóbal Cruz Ferrales llegó hace 15 años a este puerto con sus hermanos, Salvador y Marcos Antonio, quienes el martes a la 1 de la tarde lo rescataron cerca de Celestún tras permanecer 30 horas agarrado a una balsa, igual que su compañero Ángel Gaspar Tinal Santana, desde que su lancha “Marinos” se hundió el lunes por la mañana.

El martes, mientras esperaba la llegada de la lancha con los dos náufragos en Yucalpetén, Aída Cua Dzib, acompañada de sus tres hijas y vecinas, dijo que “Bush” (Cristóbal), su hermano “Negro” (Marcos Antonio) y Salvador son originarios de Champotón, Campeche.

-”Bush” tenía 7 años de edad, su mamá lo abandonó junto con sus dos hermanos y yo me hice cargo de él, pues era un niño que necesitaba de un hogar, así que para mí es mi hijo, mis hijas lo quieren como un hermano -relató.

Al enterarse de que Cristóbal y Tinal Santana “Cocoliso” naufragaron en la lancha con que el domingo en la tarde salieron a pescar sardinas, Aída Cua se preocupó mucho y rezó para que su hijo adoptivo retornara con vida.

-Todos queremos a “Bush” -dijo una de las hijas de Aída Cua-; por eso venimos a esperar que llegue la lancha que lo trae.

Cristóbal Cruz comenzó a pescar a los 12 años de edad y se la pasa en el muelle La Caleta, donde su hermano Marcos tiene sus lanchas y se dedica a la compraventa de especies marinas. A sus 22 años de edad, Cristóbal Cruz vivió las 30 horas más largas de su vida en medio de la inmensidad del mar, donde junto con “Cocoliso” permanecieron agarrados en dos balsas rústicas de unicel que les permitieron flotar mientras llegaba el rescate. Ambos fueron rescatados cuando se encontraban frente al faro de El Palmar, cerca de Celestún.Presentaron leve deshidratación y anteanoche les dieron de alta en el Centro de Salud, donde les atendió el médico Alberto Euán Kantún.- G.T.V.




Volver arriba