Habría 2 meses de veda de mero

La medida se aplicará en todo el Golfo de México

El empresario Manuel Sánchez habla en la reunión sobre la veda del mero en el Centro Stella Maris. Le flanquean un cooperativista no identificado y Luis Alonzo (derecha)
1 / 2


El empresario Manuel Sánchez habla en la reunión sobre la veda del mero en el Centro Stella Maris. Le flanquean un cooperativista no identificado y Luis Alonzo (derecha)
El doctor Thierry Brulé (derecha) y Ceferino Gutiérrez Aguilar (de camiseta azul) en junta de la veda del mero para 2015


PROGRESO.- Ante los bajos volúmenes de captura del mero, científicos del Cinvestav y del Instituto Nacional de la Pesca (Inapesca), en coordinación con empresarios pesqueros, acordaron aplicar a esa pesquería una veda de dos meses, a fin de recuperar la biomasa.

En la reunión realizada en la sala de juntas del Centro Stella Maris se afirmó que los volúmenes de captura del mero hacen incosteable la salida de los barcos y obligan a los armadores a amarrar las embarcaciones en los muelles.

Inicialmente, las dos primeras instancias sugirieron poner al mero en veda de dos a tres meses, pero los empresarios pequeros Luis Alonzo Morales y René Echeverría G. Cantón propusieron que la restricción sea solo de mes y medio.

Ante ello, se decidió que fuera de dos meses. La medida entraría en vigor del 15 de enero al 15 de marzo de 2015 y aplicaría en todo el Golfo de México y Caribe mexicano.

Mero con hueva

Alonzo Morales propuso que la veda sea del 1 de marzo al 15 de abril, considerado como el período de reproducción del mero, pues en abril se captura mero con hueva.

También propuso, y se aceptó, que en los dos meses de veda para el mero rojo y negrillo, se permita la captura del mero blanco y corvinato, especies que no están en veda y tampoco hay estudios, lo que también se aprobó.

En este año la veda, que se aplicó por undécimo año consecutivo, fue del 15 de febrero al 15 de marzo.

Thierry Brulé, especialista de mero del Cinvestav, detalló la situación en que se encuentra el mero, las zonas de desove y períodos de reproducción, así como la talla mínima en que el mero en su primera madurez sexual (40 centímetros) se encuentra en reproducción.

Lo ideal

En amplia exposición, el especialista consideró que la veda debe aplicarse del 15 de enero al 15 de marzo. “Aunque lo ideal sería que sea de tres meses, el período pico de reproducción es en febrero”.

Representantes del sector pesquero -entre armadores, empresarios y líderes de cooperativas- convocados por Manuel Sánchez González, presidente del Sistema Producto Mero, analizaron la situación en que se encuentra la pesquería del mero.

Indicaron que la veda podría ser de mes y medio, tomando en cuenta la problemática social que representa paralizar esa pesca en toda la costa, pero al final se acordó que sea de dos meses.

A la reunión asistieron científicos del Cinvestav e Inapesca encabezados por los doctores Thierry Brulé y Álvaro Hernández Flores; presidentes de cooperativas pesqueras de puertos del Oriente, Sisal y Dzilam, así como los presidentes de las Federaciones de Cooperativas Pesqueras del Oriente y Centro Poniente, Carlos Contreras y José Luis Carrillo Galaz, respectivamente.

También los empresarios José Alonzo Morales, Gilberto Pech Cardeña, Hugo Pech Chacón, Ceferino Gutiérrez Aguilar, Leonel Rosado Mena y Carlos Osorio.- G.T.V.

De un vistazo

Funcionarios presentes

A la reunión también asistieron Delfín Quezada Domínguez y Víctor Alcántar Cárdenas, comisionado estatal de Pesca y delegado de la Conapesca, respectivamente.

Captura de ejemplares

Los científicos del Cinvestav y del Inapesca coincidieron en que una de las causas de la baja captura del mero es la pesca ribereña, pues las lanchas capturan ejemplares juveniles que no permiten su crecimiento ni su primera reproducción.

Reducir la flota mayor

El doctor Álvaro Hernández propuso reducir hasta en un 50 por ciento la flota mayor de Yucalpetén, compuesta por 512 embarcaciones con permiso, y que lo ideal es que solo trabajen 250 barcos para reducir el esfuerzo pesquero y poner orden en la pesca ribereña.

Dinero insuficiente

Delfín Quezada afirmó que la bolsa financiera con la que cuenta el gobierno de Estado es de $25 millones y sólo daría para apoyar a los pescadores de la flota mayor que no trabajarían durante los dos meses que durará la veda de mero.




Volver arriba