“Guerra” de pepineros

La captura ilegal desata la crisis en puertos yucatecos

Con el rostro cubierto, pescadores de San Felipe se disponen a rescatar a sus compañeros, en nuevo conflicto por la captura de pepino de mar

Pescadores retenidos, lanchas incendiadas y bloqueos viales
La captura ilegal desata la crisis en puertos yucatecos

Ayer estalló la violencia en dos puertos del oriente del Estado por la pesca furtiva de pepino de mar con saldo de varios pescadores retenidos por grupos antagónicos, el incendio de dos lanchas y el hundimiento de otra.

La captura ilegal de la especie en San Felipe y Río Lagartos por parte de pescadores foráneos de Progreso y Dzilam de Bravo generó una crisis que incluyó el bloqueo del crucero que conduce a los puertos orientales.

Durante un lapso ni siquiera se permitió el paso a la policía estatal ni a su titular, Luis Felipe Saidén Ojeda.

Ante el aviso de que se capturaba esa especie de manera ilegal en altamar, en el litoral oriente, hombres de mar de San Felipe y Río Lagartos se enfrentaron a los furtivos, pero éstos retuvieron a seis pescadores sanfelipenses y les incendiaron dos lanchas.

Poco después los pepineros de los puertos del oriente retuvieron a cuatro pescadores de Progreso y les hundieron una lancha.

Finalmente fueron liberados los pescadores sanfelipenses, pero los de Progreso seguían retenidos hasta el cierre de esta edición.




Volver arriba