Fugaz tregua para turistas

Prestadores de servicios ven un "mejor domingo"

7_06012014p12Treguaphoto01

PROGRESO.- Luego de dos días de mal tiempo causado por el norte que ocasionó el frente frío 23, ayer, el primer domingo del año, fue bueno para el sector turístico.

Los prestadores de servicios consideraron que ayer fue mejor que el último domingo de 2013, pues arribaron cientos de paseantes locales y nacionales.

La tregua del mal tiempo propició un domingo de bonanza, pues atrajo a numerosos visitantes.

Sin embargo, la tregua del mal tiempo sólo sería ayer porque se esperaba que el frente frío 25 comenzara a azotar anoche en Yucatán.

A diferencia del domingo de la semana pasada, cuando la mayoría de los visitantes se concentró en el malecón, ayer los paseantes también se extendieron a los puertos de Chicxulub, Chelem y Chuburná, donde los restaurantes tuvieron mucha demanda de pescado frito y ceviches.

Luego que el viernes y sábado fueron días de nublados, lluvias y frío, ayer amaneció con cielo despejado.

El día transcurrió caluroso, lo que en opinión del restaurantero Mariano Sosa fue ideal para atraer a los paseantes nacionales que todavía se encuentran en Mérida o están de paso.

El mesero Leonardo Lugo Poot, a su vez, señaló que otro factor que influyó para que muchos paseantes llegaran a los puertos fue que las clases se reanudan el martes por el Día de Reyes, lo que aprovecharon las familias para visitar las playas.

Entre los paseantes nacionales se encontraba una familia de Tijuana, Baja California, que llegó a Mérida para recibir el Año Nuevo y aprovecharon el buen clima para visitar el puerto.

Los norteños instalaron una casa de campaña en la playa para pasar el día.

Eiko Nashili, turista originaria del Distrito Federal, a su vez llegó al malecón poco después del mediodía, se bañó en el mar y permaneció recostada en la playa.

Otros turistas nacionales comieron pescado frito en las palapas del malecón. Otros más estuvieron sentados en la barda, bebieron cervezas y se dieron un baño de sol.

El sargazo que arrojó el norte no fue impedimento para que los paseantes caminaran en la playa y se metieran a bañar en el mar.

A los vendedores, artesanos y restauranteros les fue bien en el primer domingo del año, y el vehículo turístico realizó varios paseos en la ciudad con cupo completo.- GABINO TZEC VALLE




Volver arriba