En apuros por piquetes de abejas africanizadas

En apuros por piquetes de abejas africanizadas

Jardinero atendido de emergencia: no podía ni respirar

1 / 2


Paramédicos de la Policía Estatal bajan de la ambulancia a Luis Aguilar , quien fue atacado por abejas
Francisco Apolinar Ucán también sufrió algunas picaduras


PROGRESO.- Cientos de abejas africanizadas atacaron a un jardinero que ayudaba en la descarga de un camión en un predio veraniego ubicado en Uaymitún, a la altura del kilómetro 21 de la vía a Telchac Puerto.

El jardinero Luis Aguilar Torre, de 62 años de edad, vecino de Tizimín tuvo que ser internado en la clínica del Seguro Social de esta ciudad para ser atendido por las más de 50 picaduras que recibió.

Luis Aguilar fue trasladado a bordo de una camioneta particular manejada por su compañero Francisco Apolinar Ucán Hau, quien sólo recibió cinco picaduras.

Ucán Hau pidió auxilio por medio de su celular. Marcó al 113 y enseguida recibió contestación. Le indicaron que esperara en la gasolinera de Chicxulub Puerto.

Cuando llegaron a la gasolinera los esperaba una ambulancia de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Los paramédicos atendieron a Luis Aguilar y debido a que presentaba dificultades para respirar y dolor de cuello fue trasladado de emergencia a la clínica del IMSS.

Los hechos ocurrieron el viernes a las 5 de la tarde en un predio veraniego. A bordo de una camioneta llegaron de Mérida el jardinero Luis Aguilar y Francisco Ucán.

Llevaban muebles para que la familia pase el verano, pero apenas hicieron la primera descarga Aguilar Torre se comenzó a revolcar en la arena y pedía ayuda a gritos.

El velador de la casa, de nombre Carlos, y Ucán Hau vieron que un enjambre de abejas africanas atacaban al jardinero, quien a duras penas se cubría la cabeza y pedía que le echaran agua.

Francisco Apolinar preparó rápidamente un cubo con agua y detergente, y lo echó sobre Luis Aguilar.

Las abejas reaccionaron y se fueron encima de Francisco Ucán, quien para repeler el ataque se echó agua con detergente.

Los tres subieron a la camioneta donde se encerraron y pidieron ayuda por celular.

Trasladaron a Luis Aguilar a Chicxulub, quien pasaba apuros para respirar, temían que muriera asfixiado por las picaduras de las abejas.

El jardinero quedó bajo observación en la clínica del IMSS, donde lo atendieron de emergencia por las picaduras.- G.T.V.




Volver arriba