El precio salva la pulpeada

El kilo se paga a 60 pesos debido a las bajas capturas

1 / 5


Pescadores de la flota mayor, que retornaron del oriente del Estado, descargan pulpo en el puerto de abrigo de Yucalpetén
El pulpo es empacado en una bolsa con hielo y agua (arriba) para luego colocarlo en neveras (abajo) para su conservación y calidad. El kilo del octópodo maya se paga en $60, lo que por ahora salva la temporada
Descarga del pulpo del barcos pesquero caribe en el puerto de abrigo de Yucalpetén. A la izquierda, una de las embarcaciones que arribaron procedentes del litoral oriente con bajos niveles de captura


PROGRESO.- Con volúmenes de captura, que van de los 3,000 kilos hasta las cinco toneladas de pulpo maya, comenzaron a arribar los primeros barcos de la flota mayor de Yucalpetén que cumplieron su primer viaje de 18 días en alta mar por la zona oriente del litoral.

Como los volúmenes de pesca son bajos, el precio en que se paga el kilo mejoró.

En lo que va de la temporada pulpera hubo un aumentó de 15 pesos el kilo, pues cuando arrancó el día 1 se pagaba a $45.

La semana pasada aumentó a $55; ayer, cinco pesos más. Las plantas pagan a $60 el kilo del octópodo.

Ante la baja captura que se registra en todo el litoral y la demanda que hay en los mercados, el precio seguiría en aumento, lo que beneficiará a los pescadores.

Ayer arribaron los pesqueros “Don Pascual” y “Caribe”, que trajeron 5,000 y 3,000 kilos de pulpo respectivamente. El primero llevó 14 alijos y el segundo, 12; ambos trabajaron 18 días en la zona oriente.

El volumen de captura varía en función del número de pescadores que lleva cada embarcación.

-La pesca de pulpo aún está baja y lo que salva la pulpeada es que hay buen precio, se paga a $60 el kilo y con ese precio da para recuperar la inversión y volver a sacar a los pesqueros -expresó el armador Mario Pech Chacón.

La descarga del producto se inició a las 7 de la mañana.

El pulpo fue empacado en bolsas con agua y hielo, que se colocaron en las neveras de los barcos para su conservación y calidad.

Se espera que en el transcurso de la semana arriben por lo menos cien embarcaciones que zarparon en los primeros días del mes.

De este modo, en las congeladoras habrá suficiente trabajo para las mujeres que se encargan de procesar el molusco, lo que genera derrama económica.

Después, los pesqueros serán alistados de nuevo para el segundo viaje.

Para los ribereños la pesca de pulpo también reporta volúmenes bajos, según explicó Mariano Tzab Sosa, permisionario de Chuburná.

Las lanchas arriban con capturas de 15 a 20 kilos, todavía no repunta debido a varias causas, entre ellas a que hay mucho lino y bonanza, lo que no permite el gareteo de los alijos.

-Lo bueno es que hay buen precio. Con eso nos defendemos para esperar a que mejore la captura, que pensamos será en septiembre, cuando el tiempo cambie y haya más movimiento.

En esta semana más lanchas de la costa se sumaron a la pesca del pulpo, pues los pescadores ya tienen ubicados los lugares donde hay molusco de buen tamaño.- GABINO TZEC VALLE




Volver arriba