Dzilam, capital pepinera

Ganan al día de $3,000 a $4,000 diez mil pescadores

Pescadores arriban a Chicxulub con las capturas de pepino de mar logradas en Dzilam de Bravo, a donde viajan a diario; otros se van a la franja que va de Chabihau a El Cuyo

PROGRESO.- Dzilam Bravo está convertido en la capital del pepino de mar, con cientos de pescadores de Yucatán, Campeche y Quintana Roo que desde una semana llegaron contratados para la pesca de la especie codiciada en Asia.

Aunque la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca) autorizó la temporada pepinera del 25 de noviembre al 9 de diciembre, los cooperativistas y permisionarios acordaron con las autoridades ampliar el período de captura tomando en cuenta los días que no pueden laborar por mal tiempo.

De hecho se dice que en el Diario Oficial de la Federación se publicará en breve el acuerdo que amplía la temporada pepinera hasta el sábado 23 próximo, de manera que la veda se restablecería el día de la Nochebuena.

Desde el miércoles, que fue el primer día de pesca de pepino a causa de los nortes, poco más de 10,000 pescadores laboran en más de 2,000 lanchas distribuidas desde Chabihau (Yobaín) hasta El Cuyo (Tizimín), aunque la mayor concentración de pepineros está en la zona de Dzilam de Bravo.

Permisionarios y comerciantes de especies marinas de Progreso, Telchac y Dzilam consideran que en ese puerto hay unos 5,000 hombres de mar, así que por estos días es la capital pepinera.

La franja costera de Chabihau a Dzilam es de las más vigiladas, para evitar problemas entre el gran número de pescadores de puertos yucatecos, Puerto Morelos, Cancún, Champotón, Isla Arenas, Sabancuy y otros puertos de Campeche que tienen instalados ahí sus campamentos.

Para la pesca de pepino, según dirigentes de cooperativas que se dedican a esa pesquería, la Conapesca otorgó permisos para 450 lanchas con una cuota diaria de 250 kilos por embarcación.

Pero pescadores y permisionarios señalan que hay más de 2,000 lanchas -casi cuatro veces más que las autorizadas- que salen a diario a captura hasta 450 kilos por embarcación.

En cada lancha viajan cuatro pescadores, así que se calcula que hay más de 10,000 pepineros trabajando.

Muchos de ellos eran pulperos que quitaron las jimbas de las lanchas para dedicarse al pepino, pues el precio es alto y cada lancha captura más de 400 kilos.

Mientras una lancha pulpera obtiene de 30 a 50 kilos del molusco, el kilogramo se paga a $30 y el pescador gana de $300 a $500 diarios, el kilo de pepino de mar se cotiza en playa a $35, así que un pescador puede ganar de $3,000 a $4,000 por día.

Alza de precios

En Dzilam, donde hay cientos de pescadores, ya se encarecieron los productos. Una marqueta de hielo, que en las fábricas está a $70, en ese puerto se vende a $300. Hay camiones de hieleras cargados todo el día para vender el producto.

Un kilo de tortilla cuesta $30, ración de comida de $80 a $90, ocupar un predio para colgar una hamaca cuesta $100. El pan francés, $5.

Ante la demanda, la cerveza se gasta a las 4 p.m. Hay informes de que también llegaron meseras y vendedores de todo tipo de productos, en especial de comida. Como Dzilam no se da abasto para atender a tantos pescadores, muchos van a Dzilam González o Dzidzantún.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba