Decomiso por un “pitazo”

Desde Argentina le seguían la pista a un contenedor

Un vehículo entra a la terminal remota, donde el lunes navales y agentes federales aseguraron un contenedor con droga líquida

PROGRESO.- Un día después de la operación policíaca y militar en la terminal remota, para asegurar un contenedor que trajo escondido un cargamento de drogas, las actividades transcurrieron de forma normal en el puerto de altura y con discreta vigilancia en la entrada del muelle fiscal.

Los autobuses que arribaron para el traslado de los turistas que llegaron a bordo del Carnival Triumph entraron a la terminal remota sin problema alguno.

También los maniobristas portuarios y los empleados de las navieras y las terminales especializadas.

En este puerto hubo hermetismo sobre el decomiso del contenedor, que llegó el jueves 24 a bordo del buque CFS Pacora y fue decomisado anteayer en la mañana.

Sin embargo, la Procuraduría General de la República (PGR) en Mérida confirmó que apenas anteayer se obtuvo la orden de cateo y luego se descubrió cocaína liquida en el contenedor.

En la comandancia de la IX Zona Naval en Yucalpetén, el comandante Francisco Pérez Rico, por conducto de un oficial de guardia, señaló que por el momento no se puede proporcionar ninguna información, “pues aún se está trabajando sobre el caso”.

Así, la Armada de México, cuyos elementos participaron anteayer en el cateo en la terminal remota, no confirmó ni desmintió que el contenedor decomisado tiene un cargamento de químicos para procesar cocaína.

Las versiones extraoficiales son de que en el contenedor, que abrieron las fuerzas armadas y federales, hay por lo menos dos transformadores, en cuyo interior mezclado con el aceite se halló cocaína líquida, que una vez en tierra sería transformada en polvo.

Posible destino

El destino del contenedor al parecer no es México, sino Estados Unidos.

De este puerto sería cargado a otro buque para su traslado, lo que tampoco fue confirmado ni desmentido.

El contenedor presuntamente fue cargado en un puerto sudamericano. Se dice que es procedente de Argentina y un buque lo habría transportado hasta Colón o Manzanillo, Panamá, y de ahí fue embarcado en el buque CFS Pacora.

En la operación de anteayer a las 9 de la mañana no solo participaron navales que llegaron en cuatro convoyes, agentes federales y oficiales de la Aduana Marítima; sino también habrían participado representantes del Consulado de Estados Unidos y de Argentina, que le seguían la pista al contenedor.

El decomisó, se indica, fue por un “pitazo” que recibieron las autoridades federales, que al llegar a la Terminal de Contenedores de Yucatán (TCY) sacaron el contenedor y lo trasladaron hasta la Aduana Marítima ubicada cerca de la terminal de cruceros.

En la Aduana no tardó mucho y fue llevado de nuevo a los patios de la TCY, donde se revisó la carga, que incluía varios transformadores.

En la inspección al parecer participaron técnicos de la Comisión Federal de Electricidad, quienes a bordo de dos camionetas salieron de la terminal remota a las 7 de la noche del lunes. Se dice que el cateo concluyó antes de la medianoche cuando se retiraron las fuerzas armadas.- GABINO TZEC VALLE




Volver arriba