Chocan dos lanchas

Huían pepineros furtivos cuando ocurrió el hecho

El pepinero José Alcocer involucrado en el choque de lanchas en alta mar es custodiado por el director de la Policía Municipal, Carlos Flores Moo

PROGRESO.- La imparable pesca furtiva de pepino de mar tuvo ayer martes en la madrugada un accidentado desenlace que podría arrojar un resultado fatal al chocar dos lanchas en alta mar con siete pescadores a bordo que presuntamente huían de la zona oriente donde se dedicaban a la captura ilegal de esa especie marina.

El choque de las dos lanchas ocurrió a las 4 de la madrugada entre Uaymitún y Telchac Puerto, cuando aún estaba oscuro y llovía.

El saldo es de un pescador extraviado, quien cayó al mar y al parecer no llevaba salvavidas; una lancha hundida, la otra embarcación semidestrozada, tres pepineros seriamente heridos que tuvieron que ser hospitalizados por la gravedad de sus lesiones.

Los otros pescadores fueron retenidos para investigación. También habría sido detenido Rivelino Vera, dueño de unas de las lanchas que chocaron

El pescador extraviado es José Alcocer, de 23 años de edad, quien al parecer dormía cuando ocurrió la colisión; es hijo del patrón de la lancha chocada, José Alcocer Gómez, de 42 años, quien tuvo una lesión en la frente pero no requirió hospitalización.

Los pescadores lesionados son Jonathan Sosa Heredia, de 16 años, con probable fractura de rodilla y fémur. Fue atendido en el Centro de Salud y después trasladado al Hospital O’Horán; Miguel Ángel Silveira Meraz, de 29 años, con fractura de fémur y cadera. También lo atendieron en el Centro de Salud y luego lo trasladaron al Centro Médico Americano.

El tercero es René López Poot, con fractura de clavícu- la, lesiones en la pelvis, muslo derecho y herida en la ceja izquierda; quedó internado en el Centro de Salud.

Los otros dos pescadores que viajaban en las lanchas son José López Morales y Ramiro López Morales, de 37 y 35 años de edad, quienes junto con José Alcocer fueron detenidos por la policía para las investigaciones.

Según los pescadores involucrados en el accidente marítimo, el choque ocurrió de la siguiente manera: habrían salido huyendo de las inmediaciones de Dzilam Bravo y San Felipe, a donde se trasladaron a pescar pepino de mar de manera furtiva.

Las lanchas que chocaron tienen su base en este puerto, al menos una de ellas es de Rivelino Vera, trascendió extraoficialmente. Huyeron porque los pescadores de San Felipe están armados y capturando a los furtivos para quemarles sus lanchas.

La huida habría sido en el transcurso de la noche y al parecer llevaban a bordo pepino de mar; cuando se encontraban cerca de Uaymitún fondearon para reabastecer gasolina, pero debido a que no tenía luces fue chocada por otra lancha que también se dirigía a este puerto.

La embarcación que chocó a la fondeada navegaba a gran velocidad, pues según las fuentes llevaba un potente motor de 200 caballos de fuerza.

En esa lancha, que al parecer se llama “Leandro”, estaban René López y Miguel Silveira, quienes resultaron heridos por el impacto. Esa embarcación quedó con la proa dañada.En la otra lancha se encontraban cinco pescadores, entre ellos el menor que se encontraba durmiendo y José Alcocer, quien cayó al mar y se extravió.Los pescadores fueron rescatados por la misma lancha que los chocó y los trasladó a la playa; de ahí, en una camioneta los llevaron al Centro de Salud para que fueran atendidos. La clínica dio aviso a la policía de los hechos y se inició la búsqueda de la lancha hundida.- G.T.V.




Volver arriba