Casas por desplomarse

Al Ayuntamiento piden derribar los predios peligrosos

1 / 5


En el puerto hay cuando menos 18 viviendas abandonadas y en peligro de derrumbe. En la foto, una que ya perdió hasta el techo y está invadida por la maleza, en la calle 86 con 35
Casas abandonadas y en riesgo de desplome en la calle 29 con 76 de este puerto (arriba) y en la 29 entre 72 y 74 (derecha)
Arriba, una casa veraniega abandonada y en peligro de derrumbe, a una esquina del malecón. Abajo, casona abandonada que es guarida de ladrones


PROGRESO.- En la zona veraniega de este puerto y en céntricas calles de la ciudad, hay numerosas casas abandonadas y en peligro de derrumbe que, además, son usadas como guarida de vagos y de personas que cometen robos contra viviendas, comercios y visitantes.

Las casas en ruinas son un peligro para las personas que caminan cerca de ellas.

Las de zona veraniega fueron abandonadas porque sus dueños fallecieron y los familiares no las utilizan.

Cuatro predios de la calle 21 entre 44 y 50, por el rumbo de Pluma y Lápiz, fueron dañados por los huracanes “Gilberto” en 1988 e “Isidoro” en 2002, sus propietarios no los repararon y con el paso de los años empeoraron y se llenaron de maleza.

Por Pluma y Lápiz hay dos condominios, dos hoteles y dos restaurantes, así que muchas personas pasan cerca de los predios en riesgo de derrumbe, donde se esconden personas que cometen robos en casas de veraneo.

En la esquina de las calles 62 y 21, cerca del malecón, hay una antigua casa de madera que, según vecinos, fue de las primeras residencias de temporada y fue abandonada por sus dueños hace más de 25 años luego que un familiar se mató. Se dice que su espíritu ronda el predio y que incluso en los días de nortes, se escuchan gritos.

Esa casa, con corredores también de madera, hay días que tiene las puertas abiertas; los vecinos dicen haber visto salir a varias personas que al parecer se dedican a robar por el rumbo.

En la calle 76 con 29, hay dos antiguos predios, uno perteneció a un extinto médico. Las dos casas quedaron intestadas hace más de 10 años y ningún familiar les da mantenimiento; ambas están por derrumbarse y son un peligro para muchas personas que todos los días pasan por esa céntrica arteria para dirigirse a comercios ubicados por ese rumbo.

Una esquina antes hay antigua casa de mampostería con techo de láminas galvanizadas y de cartón. Según los vecinos, fue abandonada hace años y estaría intestada; está en peligro de derrumbe por el mal estado de las paredes y cimientos.

En la zona veraniega del poniente del puerto hay por lo menos 10 predios que permanecen cerrados desde hace más de 10 años, lo que ocasionó su deterioro.

Tal es el caso de tres de esas casas de la calle 29 entre 112 y 114, que no están habitables.

En la calle 88 entre 25 y 27 está abandonada una casona, de las primeras de veraneo. Su amplio lote es guarida de teporochos y ladrones que operan en la zona turística.

Marcelo López León, vecino de la calle 25 con 48, señala que el Ayuntamiento debe de demoler los predios que están abandonados y en riesgo de derrumbe, y dejar los terrenos limpios, antes de que ocurra una desgracia.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba