Caen ladrones de motos

Detienen al jefe de la banda por transitar sin casco

7_16012014p14Poliphoto03

PROGRESO.- Agentes de la Policía Municipal, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, detuvieron anteanoche a Édgar Alberto Solís Ramírez, alias “Kisinio” o “Beto”, líder de una banda de ladrones de motocicletas.

No llevar casco le costó la cárcel al “Kisinio” y propició que policías detuvieran a otros cuatro integrantes de la banda que se encontraban en un taller clandestino de la calle 41 con 46 de la colonia Revolución.

La banda -según explicó el director de la Policía Municipal, Carlos Eduardo Flores Moo- sería la responsable de por lo menos del robo de 12 motocicletas en el puerto, así como de otros municipios cercanos.

Los ladrones adaptaban las motos y también les quitaban refacciones y piezas.

Según la Policía, Édgar Solís dijo que su cliente era el taller “Huesos”, ubicado en la calle 37 entre 102 y 104, cuyo dueño les decía qué piezas necesitaba.

Los integrantes de la presunta banda de ladrones de motocicletas, además de Édgar Solís, son Jorge Carlos Solís Díaz, alias “Yanko”, y tres menores de edad: C.A.Z.P., B.M.M.O. Y A.A.R.G., el primero de 17 años y los otros dos de 16.

Los tres menores y “Yanko” estaban en el taller clandestino cuando a las 9:20 de la noche llegaron los agentes y los sorprendieron desarmando las motocicletas.

Fue “Kisinio” quien guió a los agentes y delató a sus compañeros de fechorías en un intento de negociar su libertad, pero quedó detenido.

Seis motocicletas

Los agentes confiscaron cinco motos de la marca Itálika y una Bajaj, así como dos motores de las marcas Yamaha y Case, dos tanques, cinco rines, dos asientos, tres mofles y adornos diversos.

El monto de lo recuperado asciende a más de $100,000. Los presuntos ladrones fueron presentados anteanoche a las 10:30.

Menores infractores

A los tres menores se les remitió a la Agencia Especializadas de Menores Infractores. Los otros dos detenidos fueron remitidos a la agencia 11 de la Fiscalía del Estado.

La operación para detener a los presuntos ladrones duró media hora a partir de que que aprehendieron a “Kisinio”, quien se puso nervioso mientras se verificaba en Plataforma México si la moto en que viajaba no estaba reportada como robada, cayó en contradicciones y finalmente confesó ser integrante de un grupo delictivo.

Ahora la Fiscalía General del Estado y la Policía Municipal van tras las pistas del dueño del taller “Huesos”.- GABINO TZEC VALLE




Volver arriba