Avalancha de quejas: cobran dos servicios no prestados

Avalancha de quejas: cobran dos servicios no prestados

Empleado admite "errores en la facturación"

María del Carmen Mézquita Balam se queja de los cobros indebidos ante un empleado de Cablemás

PROGRESO.- Clientes de Cablemás protestaron ayer en las ventanillas de las oficinas de esa empresa, en la calle 27 entre 76 y 78 del Centro, porque, denunciaron, les llegaron sus recibos con cobros altos e indebidos y, además, aún no les instalan la caja digital en su casa.

Otros usuarios se quejaron de que pese a que durante un mes no tuvieron internet ni televisión, les facturaron ambos servicios.

Enojados, decidieron cancelar sus contratos y, antes de retirarse de las oficinas de Cablemás, afirmaron que interpondrán sus demandas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Los empleados de la empresa escucharon las quejas de los usuarios, quienes en últimos días pasaron varias horas haciendo fila en espera de ser atendidos para pagar “lo justo”, en vez de pagar por servicios que no recibieron.

-Señora, hubo errores en la facturación, todo eso se va a corregir en la siguiente (facturación), ya se está tomando nota de todos los casos para que se corrijan y se les cobre lo que corresponde -trató de explicar un empleado al admitir que en la elaboración de los recibos se cobra de más a los clientes.

-Dejo de llamarme “La Botellona”, pero yo no pago los $916 que quieren cobrarme, de los cuales $518 son por internet, pero ese servicio desde hace un mes que no hay en mi casa. No pueden obligarme a pagar un servicio que no dan -dijo molesta María del Carmen Mézquita Balam, con domicilio en la calle 35 entre 88 y 90.

-Prefiero que digan que soy una revoltosa y no p. -agregó Carmen Mézquita-, pero si tengo que esperar más tiempo reclamando en este lugar, lo hago.

-Esa señora, “La Botellona”, está embarazada y lleva tres horas parada en la ventanilla discutiendo sus derechos. No le deben cobrar un servicio que no han proporcionado -dijo José Alejandro Chi Manzanero, quien también se quejó de los elevados cobros.

Elizabeth Anaya Poot y Karla Ceballos Collí se dijeron inconformes por el mal servicio, cajas en mal estado que dañan los televisores y cobros indebidos. Decidieron cancelar sus contratos e indicaron que muchos usuarios de Cablemás se van a cambiar a otro proveedor.- GABINO TZEC VALLE

De un vistazo

Cobro adicional de $5,000

A una conocida maestra del Cetmar, conocida como Nany Carvajal, que pagó un año adelantado del servicio, le quieren cobrar como $5,000 por servicios adicionales. La profesora se retiró molesta porque dice que de nada le sirvió adelantar el pago, relató un usuario.

Error en la facturación

El personal de Cablemás escuchó las quejas de los usuarios y admitió que hubo errores en los recibos y se corregirían en el siguiente, pero no convenció a los molestos clientes.




Volver arriba