Ataque a caseta de la Policía Municipal

Flamboyanes está bajo sitio tras lío por un detenido

1 / 2


Policías ante la caseta policíaca de Flamboyanes, lapidada ayer
Una vecina de Flamboyanes ante la lapidada caseta policíaca


PROGRESO.- Poco más de medio centenar de policías municipales sitian Flamboyanes, luego que ayer a las 5:30 de la tarde un grupo de vecinos atacó la caseta policíaca en un intento para rescatar a un joven detenido con droga para su consumo.

Las familias temen que el problema de ayer termine en un enfrentamiento entre las bandas de “Los Sureños” y “Los Félix”.

Según vecinos que fueron testigos de los hechos, policías llegaron en tres patrullas, bajaron de ellas, catearon a un joven que, acompañado de un niño, caminaba rumbo a una panadería y, después, lo subieron “con lujo de violencia a una unidad”.

Vecinos que vieron el ataque a la caseta policíaca, a su vez, afirmaron que unos seis habitantes de la sección del IVEY, entre ellos una mujer, armados con palos y piedras dañaron el inmueble.

Según las fuentes, el grupo intentó sacar al policía que estaba de guardia para lincharlo, pero el agente se atrincheró y resistió el ataque hasta que llegaron los refuerzos, lo rescataron y detuvieron a una mujer y a una menor de edad.

Luego, la Policía Municipal concentró unas 10 patrullas con unos 50 agentes armados en la unidad habitacional.

En la entrada del fraccionamiento destacaron dos patrullas y se pidió refuerzos a la Secretaría de Seguridad Pública para prevenir más disturbios, pues familiares de los detenidos amenazaron con quemar la caseta, según vecinos de las primeras secciones de la comisaría.

Tanto los vecinos de la sección del IVEY como de otras zonas de Flamboyanes coincidieron en que se debe castigar a quienes delinquen.

Ambos culparon a la comisaria municipal, Guadalupe Quiñones, de ineficiente y de cuidar a sus familiares que forman parte de la banda de “Los Sureños” y pidieron que renuncie al cargo.

Según sus familiares, los policías detuvieron a José Julián Morales Quo, vecino de la sección del IVEY, cuando iba a una panadería, lo catearon y lo subieron con violencia a la patrulla 7042.

-El muchacho no estaba haciendo nada, lo catearon y después lo subieron a la patrulla -dijo un vecino-. Sus familiares lo que hicieron fue acudir a su rescate y apedrearon la caseta, fue su reacción contra la acción policíaca.- G.T.V.

De un vistazo

Tres detenidos

No sé como se llama el detenido, pero la reacción de sus familiares fue atacar la caseta policíaca, y cuando llegaron los refuerzos se detuvo a una mujer y una menor involucradas en el ataque, dijo Carlos Flores Moo, director de la Policía Municipal.

Vigilancia permanente

Añadió que en Flamboyanes desde ayer en la tarde hay vigilancia permanente.




Volver arriba