Alcoholímetro en alta mar

La SCT vigilará a los capitanes de yates en el verano

Por primera ocasión en las vacaciones de verano, el personal de SCT aplicará el alcoholímetro a capitanes de las embarcaciones de recreo

PROGRESO.- Por primera vez en el verano, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) aplicará el alcoholímetro a capitanes de naves de recreo en alta mar.

El capitán regional de Puertos, Bernardo Crespo Silva, informó que la medida estará a cargo de personal de medicina preventiva de la propia SCT.

-El marinero o capitán que esté al mando de una embarcación y se le detecte que haya consumido alcohol, será detenido y consignado a las autoridades respectivas -advirtió.

Dolor de cabeza

En los períodos vacacionales, el turismo náutico es el dolor de cabeza de las autoridades marítimas, navales y policíacas, porque por lo general las embarcaciones de recreo quedan al garete por falta de combustible y los capitanes de las naves llaman para que los rescaten.

También hay quienes no respetan las medidas de seguridad establecidas para prevenir accidentes, pues navegan cerca de la zona de bañistas, que es de 200 metros desde la línea de playa a mar adentro, y fondean las embarcaciones de recreo para abastecerse de bebidas alcohólicas que consumen en los yates y lanchas.

Las playas del ex Club Cocoteros fueron por varios veranos el lugar preferido donde fondeaban las naves de recreo y sus ocupantes daban rienda suelta al consumo de bebidas alcohólicas.

Durante las vacaciones de Semana Santa de este año, se concentraron en la zona del puente que une las dos riberas de Yucalpetén.

En este verano, dice Crespo Silva, se espera que los viernes, sábados y domingos zarpen cada día al menos 300 naves de recreo, para pasear o pescar frente a las costas del municipio.

Crespo Silva calcula que en cada embarcación viajen cinco tripulantes, más el marinero, así que se espera que cada día del fin de semana (viernes, sábado y domingo) estarán en alta mar 300 embarcaciones de recreo y entre 1,500 y 1,1800 personas.

Precisó que en las marinas de Yucalpetén, hay 1,500 yates y lanchas de recreo.

A ellas se suman las que traen de Mérida y depositan en las playas frente a los predios veraniegos.

Debido a lo extenso de la costa, no se puede tener un estricto control de la salida y arribo de las naves que están en las playas, admitió.

Ante ello, exhortó a los dueños de esas embarcaciones a que notifiquen a la autoridad marítima su salida al mar.

Crespo Silva aclaró que la Capitanía de Puerto no es rescatista, pero la mayoría de las personas que salen a pasear en sus embarcaciones les resulta fácil pedir que los vayan a remolcar porque se les gastó el combustible.

Vigilar la seguridad

-La función de la Capitanía -puntualizó- es aplicar las medidas de seguridad, ver que las embarcaciones lleven sus chalecos salvavidas, radios de comunicación, certificado de cubierta, matrícula y que el capitán de la nave tenga Libreta de Mar y esté certificado para estar al mando de una embarcación.

-En caso de un naufragio -añadió- la autoridad marítima interviene y pide la colaboración de la Armada de México para prestar auxilio, en el cual también participan las embarcaciones de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

La recomendación de la Capitanía es que antes de zarpar, lanchas y yates deben de estar avituallados con suficiente combustible, revisar el estado de los radios de comunicación, llevar chalecos salvavidas para cada tripulante, reportar a la autoridad el momento en que zarpan e indicar qué rumbo llevarán.- [email protected]




Volver arriba