$30,000 por los daños a tubería

En Progreso se insiste en que una empresa pagará

Una cuadrilla de 11 empleados repara la tubería principal de agua potable que abastece a Progreso y que una constructora rompió

PROGRESO.- Los daños a la red de agua potable, que dejaron a toda la ciudad sin abasto por 24 horas, ascienden a más de $30,000.

Según manifestó Canán Góngora Ortegón, director del Sistema Municipal de Agua Potable (Smapap), esa cantidad se le cobrará a la constructora cuya maquinaria rompió la tubería por hacer trabajos sin precaución.

Los daños, precisó, son la ruptura de 18 pulgadas en tubería principal de la ciudad, por donde se derramaron miles de litros de agua. A la hora del daño se bombeaba desde el centro de captación de Temozón hasta el cárcamo de rebombeo en Tamanché.

El funcionario también señaló que en los daños se incluyen las horas de trabajo que se emplearon para la reparación de la enorme fuga.

Para repararla, 11 fontaneros trabajaron desde las 6 de la tarde del jueves hasta el mediodía del viernes.

Un tramo de casi dos metros de la tubería de asbesto se retiró porque el peso de la maquinaria lo rompió.

Con el apoyo de una retroexcavadora, de la misma constructora que rompió la tubería, se abrió una zanja para poder retirar el tubo.

Tardaron 4 horas más

Los trabajos concluyeron al mediodía, pero el servicio tardó cuatro horas en restablecerse. Tenían que poner en operación los 10 pozos de Temozón y llenar la tubería y el cárcamo de rebombeo de Tamanché, para que a su vez lo rebombeara al cárcamo de esta ciudad y desde ahí realizar la distribución.

La tubería se rompió el jueves entre las 3 y 4 de la tarde, pero el personal del Smapap se enteró del problema dos horas después y de inmediato se iniciaron los trabajos para ubicar el tramo dañado, que localizaron a un costado de la carretera Mérida-Progreso, entre los puentes de Komchén y Xcanatún.

Ayer amaneció sin agua potable, pero la situación no se resintió mucho en las escuelas porque, al ser fin de mes, no hubo clases, sólo reuniones del Consejo Técnico Escolar. Pero sí resultaron afectadas fueron numerosas casas.- GABINO TZEC VALLE



Volver arriba