Pregunta sobre un convenio, Tizimín

"¿Cuánto dinero ya recibió la alcaldesa de una cervecería"?

La nota publicada ayer bajo el título “Discordia por dinero: Priistas y panistas en Tizimín, contra polémico convenio”, generó el siguiente comentario del ex alcalde Pedro Couoh Suaste:

“La administración (panista) 2004-2007 firmó dos convenios de exclusividad, uno para el recinto ferial y otro para la ciudad, en total se recibieron 18 millones de pesos que ingresaron a las arcas municipales y por los que se rindió cuentas ante la Auditoría Superior del Estado.

“Por cierto, en mi administración se autorizaron en total dos expendios de venta de cerveza; en la del priista José Luis Peniche Bates se autorizaron 60; sí, sesenta expendios de cerveza, por eso reitero la pregunta: ¿cuánto dinero ya recibió la alcaldesa por concepto de exclusividad en la venta de cerveza? lo sabremos algún día?”, escribe Couoh Suaste en su cuenta de Facebook.

La nota publicada en el Diario hace referencia al convenio de exclusividad que firmó la alcaldesa, María del Rosario Díaz Góngora, con una empresa cervecera.

En la misma publicación, Miguel Aguayo Arceo, director de feria, negó que hubiera algún convenio. “Si hubiese algún convenio, la maestra será la primera en informarlo”, dijo el funcionario.

En yucatan.com.mx, un lector escribió el siguiente comentario: El “negocio” entre autoridades municipales y empresas cerveceras no es nuevo. La entrega indiscriminada de dinero para alcaldes (sin distinción de partidos) es una práctica que representa importantes beneficios para quienes presiden los ayuntamientos.

En el caso de municipios importantes, como el de Tizimín, los “apoyos” son millonarios.

Los “acuerdos” de exclusividad o para validar permisos en la apertura de “puntos de venta”, están sujetos a las reglas que son inviolables. Las empresas cerveceras acatan sin reclamos las condiciones que imponen los presidentes municipales y, en caso de incumplimiento, no hay sanciones. Las empresas cerveceras no se pueden dar el lujo de un escándalo que afecte sus acuerdos en otros lugares. Prefieren callar cuando algún alcalde se “pasa de rosca”.

El procedimiento para alcanzar este tipo de acuerdos que han convertido a las autoridades en promotores del alcoholismo, tiene la gran ventaja de que no median documentos, no hay información al margen y su cumplimiento está sujeto a la buena fe del presidente municipal. No se puede hablar de convenios que no existen legalmente y cuyo reclamo puede afectar un negocio, que convirtió a la cerveza en el elemento obligado de todo evento organizado por las autoridades.

En el caso de municipios importantes, el presidente municipal se lleva alrededor de dos millones anuales…




Volver arriba