Por canciones le dan propinas en dólares

En silla de ruedas llega de Mérida los días de crucero

7_051213p10turismophoto01

PROGRESO.- Félix Martínez Zavala, quien hace 20 años perdió las dos piernas en un accidente automovilístico, se gana la vida cantando a los turistas que llegan en los cruceros los lunes y miércoles, algunos de los cuales le dan dólares como propina.

Ayer no fue un buen día de crucero para los prestadores de servicios, pero a Martínez Zavala le fue bien, ya que comenzó su jornada con “muy buena” propina.

Tres turistas, a quienes les cantó “La Bamba” cuando llegaban al malecón, le dieron 10 dólares (130 pesos).

Martínez Zavala, originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y vecino de Mérida desde hace más de 20 años, domina el idioma inglés y ello le permite ofrecer sus servicios de cantante y guitarrista a los turistas de crucero.

A pesar de su discapacidad, su sonrisa y buen ánimo contagian a los pasajeros de los cruceros que acceden a escuchar sus canciones.

Viaja en colectivos

Martínez Zavala, quien dijo que vive en una colonia del sur de Mérida, viaja en taxis colectivos, se desplaza en silla de ruedas. Sale a las 7 de la mañana de su casa para poder trasladarse al puerto los días que llega un crucero.

Señaló que es casado, tiene tres hijas y él es el sostén de su familia.

En el puerto comienza su trabajo cerca del Monumento a Juan Miguel Castro, en el inicio del malecón, donde arriban los turistas, y luego recorre la zona de restaurantes para ofrecer canciones.

Señaló que los pasajeros le regalan de uno a dos dólares (de 13 a 26 pesos) y también hay turistas que le dan 10 dólares (unos 130), como el grupo de paseantes a quienes les cantó “La Bamba”.

En cuanto a la jornada de crucero, ayer pocos pasajeros del Carnival Triumph recorrieron el malecón y la zona comercial del puerto.

La mayoría de los visitantes viajó a las zonas arqueológicas y a Mérida, y muchos se quedaron en la terminal de cruceros o a bordo del barco, que llegó procedente de Galveston, Texas, y zarpó con destino a Cozumel.

Algo está pasando

-Algo está pasando porque cada día son pocos los pasajeros de los cruceros que recorren el puerto y se quedan en el malecón, ya no es como antes -destacó el restaurantero Luis Jorge Vargas Rivero.

Ayer, en efecto, pocos pasajeros entraron a los restaurantes y estuvieron en las palapas de la playa.- G.T.V.




Volver arriba