Tricitaxista ebrio daña un automóvil estacionado

Tricitaxista ebrio daña un automóvil estacionado

HUNUCMÁ.— Por conducir su tricitaxi en estado de ebriedad, Ignacio Ek Ceballos se metió en un lío al colisionar contra un coche estacionado y romperle una de las calaveras traseras.

En la Policía Municipal calcularon los daños del coche, el Ford Ikon placas YZC-8164, en $1,000 aproximadamente.

Los hechos se registraron anteanoche a las 8:55, en la calle 31 entre 24 y 26 del Centro, donde se encontraba estacionada la unidad, que es propiedad de Gualberto Vicente Zel Chuc.

Ek Ceballos, de 30 años de edad, luego de dañar el vehículo, emprendió la huída, aunque fue alcanzado unos metros adelante.

El tricitaxista fue trasladado por agentes de la Policía Municipal a la comandancia, a fin de llegar a un acuerdo con el afectado.

“Yo sólo pido que me repare el faro trasero que se rompió”, dijo el afectado.

A últimas fechas se ha vuelto común que tricitaxistas y mototaxistas ebrios colisionen unidades estacionadas.— JOSÉ W. COB CHAY




Volver arriba