“Sólo hay sangre regada”

Dos volcaduras en la Mérida-Progreso el fin de semana

Por la velocidad con que era conducido, el Platina quedó con las llantas para arriba y lleno de mangle

PROGRESO.- José Ángel Rojas Rejena transitaba en completo estado de ebriedad y a velocidad inmoderada, y en un momento dado perdió el control del volante, salió de la vía Mérida-Progreso y volcó, anteayer sábado.

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y municipales calculan que guiaba al menos a 140 kilómetros por hora el Platina placas YZR-8823, que acabó en medio de los manglares de la vía de entrada al puerto.

Completamente volcado, con las llantas para arriba y enterrado entre lodo y mangle quedó el vehículo del joven, de 28 años de edad, quien pese a lo aparatoso del accidente sólo sufrió heridas en varias partes del cuerpo y salió por una de las portezuelas que se abrieron a consecuencia del golpe.

El primero, el sábado

El accidente, el primero de las vacaciones de Semana Santa, ocurrió el sábado a las 10 de la noche. El Platina transitaba de Sur a Norte con dirección a esta ciudad, al parecer venía de Mérida.

Los agentes estatales que tomaron conocimiento del caso explicaron que el conductor del Platina tomó la curva a velocidad inmoderada y, después de pasar el paso a desnivel de la antigua carretera a Chelem y enfilar para esta ciudad, José Ángel, por su estado de ebriedad, perdió el control del vehículo, se salió de la carretera, derribó matas de mangle y quedó volcado.

Los mismos agentes indicaron que el chofer del Platina estaba completamente ebrio y que seguramente ni se acordaba qué le pasó.

Fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja, quienes lo trasladaron a un hospital. Bomberos cortaron las ramas mangle y revisaron el automóvil. “Sólo hay sangre regada”, señaló uno de los tragahumos.

Ayer domingo, a las 7 de la mañana, a la altura del puente de Flamboyanes, volcó una camioneta Toyota Sienna, accidente que, según la Policía, sólo dejó daños materiales.- G.T.V.




Volver arriba