Se pasa un alto y los atropella

Una bebé de dos años y su madre salen lesionadas

1 / 2


Érika Alvarado Mukul, al ser trasladada por los paramédicos
La menor Yéssica Aymé Salazar Alvarado, hija de los motociclistas resultó con escoriaciones


TICUL.- Una pareja que viajaba en una motocicleta sufrió un aparatoso accidente al ser atropellados por un Chevrolet Aveo color gris cuyo conductor no respetó un señalamiento de alto.

En el accidente, que ocurrió ayer alrededor de las 11 de la mañana en la calle 15 con 22, resultó con fractura de cadera Érika Alvarado Mukul, de 26 años de edad, quien iba como pasajera en la motocicleta que conducía su esposo, Eleazar Antonio Salazar González, de 27 años.

Salazar González, transitaba de Sur a Norte sobre la calle 22 en preferencia y llevaba como pasajera su esposa y ésta, en sus brazos, a su hija de 2 años de edad, Yéssica Aymé Salazar Alvarado.

Al llegar a la esquina de la 15 fueron impactados por el Aveo, que cuenta con permiso provisional para transitar del Estado de Guerrero, cuyo conductor, Emmanuel Agustín Osorio Velasco, de 28 años y originario de Guadalajara, no respetó la señal de alto.

Los ocupantes de la moto, vecinos de Chapab, salieron disparados varios metros. La peor parte se la llevó la madre de familia, que sufrió fractura de cadera y golpes de consideración en varias partes. Salazar González y su hija sufrieron escoriaciones en la cara y en varias partes. Los dos resultaron politraumatizados.

La Policía Municipal llegó al sitio y, por la gravedad de las lesiones, solicitó una ambulancia de la Cruz Roja. En tanto llegaba la unidad de auxilio, unos buenos samaritanos sacaron una toalla para proteger a la lesionada, que quedó tendida inmóvil en el pavimento bajo los rayos del sol.

Los paramédicos encamillaron y trasladaron a la lesionada, que posteriormente fue canalizada a Mérida.- S.I.Ch.Ch./PEdro E. Chuc Tut




Volver arriba