Recibe en la cara un flamazo

Echa en un tanque de gasolina un cerillo encendido

J.F.C.P., de 8 años, sufrió heridas de segundo grado en la cara, luego que echó un cerillo encendido al tanque de gasolina de una motocicleta, ayer en Telchac Pueblo.

La madre del menor manifestó que aproximadamente a las 16:50 horas, su hijo estaba jugando en un cuarto cuando de pronto escuchó un grito, y al ir a ver se percató que tenía quemado el rostro.

El menor fue trasladado al hospital O’Horán de Mérida.




Volver arriba