"Rebelión" en Seyé

“Rebelión” en Seyé

Vecinos se oponen a que el alcalde rescate un auto

Vecinos de Seyé reunidos anteanoche junto a la camioneta luego que el alcalde Ermilo Dzul ordenara detener al reportero  Edwin Canché

SEYÉ.- Convocados mediante el estallido de voladores y el tañido de la capilla cercana, unos 100 vecinos de esta población se reunieron anoche en la calle 24 entre 33 y 31 para impedir que el alcalde Ermilo Dzul Huchim rescatara la camioneta Lobo FX4 azul placas YP-64-454, del hermano del primer edil, Sergio, que un menor ebrio estrelló anteayer contra un predio.

Horas antes, a las 9 de la mañana, el alcalde intentó rescatar el vehículo, pero la gente lo impidió.

Uno de los vecinos reunidos anoche declaró que se oponen al rescate del auto porque el alcalde maneja al pueblo a su antojo, en la esquina de su casa por el IMSS reparó sus calles y compra muchos vehículos, pero las calles están llenas de baches.

Anoche, ante el aviso de que con una grúa se rescataría la camioneta y el paso de policías por la calle, la gente se reunió y bloqueó, hasta con triciclos, los dos accesos a esa vía porque en cualquier momento puede llegar la policía.

Incluso muchos vecinos dijeron que los policías usarían gases para dispersarlos.

En Mérida, ayer Edwin Canché Pech, colaborador de Megamedia en Seyé, presentó ayer en la agencia séptima del Ministerio Público una denuncia contra el alcalde y el jefe de la Policía Municipal, Manuel Jesús Chuc Aldana, por las agresiones que sufrió anteayer cuando acudió a recabar la información del accidente.

La denuncia fue “por hechos posiblemente delictuosos” y en ella se solicita que las autoridades “procedan conforme a derecho corresponda” en este caso que involucra al primer edil, quien llegó a la alcaldía postulado por el PRD.

De acuerdo con el denunciante, las agresiones las sufrió en una oficina en el interior del Palacio Municipal, a donde lo habían llevado los agentes de la policía.

Canché Pech relató que los hechos ocurrieron anteayer, cuando el alcalde, acompañado de familiares y amistades continuaban los festejos del Año Nuevo en un local.

Alrededor de las cuatro de la tarde un joven, que identificó como Genaro Couoh -novio de una de las hijas del alcalde-, pese a que estaba en total estado de ebriedad se puso al volante de una camioneta 4×4 y al avanzar a una velocidad inmoderada estuvo a punto de impactarse contra un predio. Al dar el “volantazo”, el vehículo se estrelló contra la albarrada de un predio en el otro lado de la calle, donde -según testigos- incluso había unos niños jugando.

La camioneta quedó a escasos centímetros de un poste de la Comisión Federal de Electricidad y sobre las piedras de la albarrada. El joven causante del accidente al parecer fue rescatado y retirado del lugar.Horas después, alrededor de las 8 de la noche, Canché Pech se presentó al lugar para recabar la información y tomar fotografías.

Sin embargo, casi al mismo tiempo llegó el alcalde con policías municipales, quienes le exigieron al reportero que se retirara del lugar. Como Canché no hizo caso a las advertencias que le hacían los policías, por la fuerza lo subieron a la camioneta policíaca y lo trasladaron al Palacio Municipal, donde “lo sometieron a golpes y amenazas” y le indicaron que lo hacían “por órdenes del alcalde”.

El periodista precisó que el jefe de la policía municipal le quitó la cámara fotográfica y la tiró al suelo, mientras otros agentes lo sujetaban para que el alcalde lo golpeara en las costillas y en la cabeza. Mientras lanzaba las agresiones, el alcalde le decía que “ya estaba harto de que los medios de comunicación hablaran mal de su administración”. En su defensa, el reportero le decía que sólo era colaborador de un periódico y que estaba haciendo su trabajo, y que además no es el único medio que publica noticias sobre la labor del presidente municipal.

El alcalde -continúa la denuncia- lo siguió golpeando y luego lo dejó ir. En la denuncia se consignan hematomas en el antebrazo derecho y dolor en las costillas y en la cabeza.Se trató de obtener la versión del alcalde, pero hasta anoche no fue posible.- Mauricio Can Tec/David Chan Caamal




Volver arriba