Queda clavado en una reja

Cae de una altura de 3 metros sobre lanzas de fierro

1 / 4


Paramédicos auxilian a Idelfonso Méndez tras caer de una altura de tres metros sobre las lanzas de una reja. Su estado se reporta como grave. Debajo, el predio donde sucedieron los hechos, ubicado en la calle 32 entre 17 y 19 de la colonia San Martín de Hunucmá
A la derecha, paramédicos trasladan a Idelfonso Méndez Pech al hospital. A la izquierda se puede ver parte de la sangre que perdió el lesionado, cuyo estado se reportaba hasta ayer como grave


HUNUCMÁ.- Idelfonso Méndez Pech, de 35 años de edad, sufrió graves heridas al caer desde una mata de cedro sobre puntiagudos fierros que forman parte de una reja de un predio ubicado en la calle 32 entre 17 y 19, de la colonia San Martín.

Los hechos ocurrieron ayer, alrededor de las 9 de la mañana en el predio de Fabio Cetina Mex, donde acostumbran reunirse bebedores consuetudinarios. Méndez Pech cortaba las ramas superiores de una mata de cedro.

En un momento dado la rama donde estaba parado cedió y Méndez Pech cayó desde unos tres metros de altura, según la Policía Municipal.

Su cuerpo cayó sobre unas lanzas de fierro que forman parte del decorado de la reja de ese predio.

“Tuvo suerte, pues solamente porque la reja tiene una estructura horizontal las estacas no le atravesaron más el cuerpo”, comentó el director de la Policía Municipal, Guy Freyre Núñez.

Lo bajan de la reja

Compañeros del accidentado, entre éstos Miguel Chim Estrella, se encargaron de retirar al lesionado de la reja.

De acuerdo con los datos recabados, Méndez Pech sufrió cinco heridas profundas, dos a la altura del pecho, dos en el brazo y una más en la pierna izquierda.

Paramédicos de la SSP, a bordo de la ambulancia Y-9, se encargaron de brindar los primeros auxilios al lesionado y trasladarlo al hospital O’Horán de Mérida. Hasta ayer su estado de salud se reportaba como grave.

“Pobre, apenas hace seis meses dejó de tomar y le pasa esto”, comentó un ex compañero de parranda del lesionado.- JOSÉ W. COB CHAY




Volver arriba