Preocupado por su pan

"Aunque no tome, no falta el borracho que se atraviese"

1 / 2


Jacinto Poot recibe atención del paramédico tras la colisión que provocó. A la izquierda, policías municipales atienden a Jorge Chi


MOTUL.- “¿Ahora quién me va a devolver mi pan?, preguntó Jacinto Poot y Canul, de 54 años de edad, luego de que, ebrio, ocasionó un accidente al doblar intempestivamente con su bicicleta y ser chocado por una moto.

Anteanoche, a las 9:10, Jorge Manuel Chi Canul, de 24 años, se retiró de la comisaría de Kaxatah para ir a la cabecera municipal en una motocicleta 125 c.c.

Chi Canul circulaba sobre la calle 33 de Oriente a Poniente. En esa misma vía, pero en sentido contrario transitaba en zigzag en su bicicleta de montaña Poot y Canul , quien se dirigía a su casa en la colonia Castillo.

Al llegar a la esquina de la calle 12 dobló intempestivamente a su izquierda y provocó la colisión.

Tras el impacto, Chi Canul derrapó 10 metros para caer entre la maleza sobre hierba conocida como “pica pica”; incluso perdió las chancletas que llevaba. Sólo resultó policontundido con excoriaciones en el cuerpo, aunque se quejaba de un fuerte dolor en el brazo izquierdo.

El ciclista responsable relató que cuando regresaba a su casa pasó a la panadería a comprar, pero al ser colisionado cayó con todo lo que llevaba. Resultó con lesiones menores.

Cuando el paramédico le preguntó si había tomado bebidas alcohólicas, respondió que “sólo cuatro caguamas” y que estaba bien, que no le pasó nada y sólo quería saber quién le devolvería los panes que se cayeron al suelo.

La esposa del motociclista dijo: “Aunque la persona no tome, no falta el borracho que se atraviese en el camino”.Dieron fe de los hechos, agentes de la Policía Municipal al mando del comandante Marcelino Aké Chim.- MAURICIO CAN TEC




Volver arriba