Por ir rápido, pierde el control y causa choque

"¡En la m... ya se mató!", exclama un transeúnte

VALLADOLID.- El conductor Alfonso Sánchez Arzápalo resultó ayer con una herida cortante en la cabeza y tuvo que ser trasladado al Hospital General, luego que chocó la camioneta que conducía contra otro vehículo similar.

El accidente se produjo ayer en la mañana, minutos antes de las 7, cuando se escuchó un fuerte impacto, seguido del grito: “¡En la m. ya se mató!”

Según se averiguó, Sánchez Arzápalo transitaba a velocidad inmoderada en su camioneta Chevrolet Colorado placas YP-14-906, de Norte a Sur sobre la calle 42 entre 25 y 27 del barrio de Santa Lucía.

De pronto perdió el control del volante y la Colorado se impactó en el costado derecho de la camioneta placas YP-57-337, conducida por Freddy Magaña, empleado de un periódico, y que estaba estacionada en el lado izquierdo de la calle.

Tras el choque, la camioneta de Freddy Magaña fue arrastrada unos cuantos metros, hasta que finalmente chocó contra la parte trasera del Ford Ikon matrícula YZH-8243, conducido por Gilberto Cabrera Rosado, justo cuando éste había disminuido su velocidad al llegar al paso peatonal.

Por el golpe, Sánchez Arzápalo se golpeó la cabeza en la parte superior de la cabina de su camioneta, lo cual le provocó una herida cortante. El guiador quedó un poco aturdido y no pudo reaccionar de momento para quitar el pie del acelerador de su vehículo, de manera que este comenzó a sacar mucho humo al quemar llanta en el pavimento. Esto ocasionó temor entre los curiosos y testigos de los hechos, que pensaron que se estaba quemando el vehículo.

Los primeros en llegar fueron los peritos de la Policía Municipal, que inicialmente responsabilizaron al guiador del vehículo de la casa editorial “por la posición de los vehículos”, aunque al final Sánchez Arzápalo admitió su culpa.- Pablo Chacón Yupit




Volver arriba